La provincia de Esmeraldas alista su bicentenario con arte




Los preparativos para lo que será el bicentenario de la libertad empezaron en Esmeraldas con un año de anticipación. La música de marimba, bombo, cantos y bailes afros estarán presente en la celebración, el 5 de agosto de 2020.

La provincia de Esmeraldas cumplirá 200 años de la primera clarinada ocurrida en Rioverde el 5 de agosto de 1820 y, desde ahora, el gobierno autónomo descentralizado de Esmeraldas y otras organizaciones trabajan en los planes y preparativos.

En esta ocasión se quiere mostrar cómo el trabajo de los afros, realizado en la zona norte de la provincia de Esmeraldas, en la cuenca del río Santiago, contribuyó a los intereses de sus esclavizadores.

Para el escritor Juan Montaño, en esos sitios empezó a fraguarse la gesta histórica del 5 de agosto de 1820. “Este no fue un acontecimiento histórico espontáneo, sino la continuidad del proceso de las comunidades negras de la costa pacífica esmeraldeña”, señala Montaño.

Esa es una de las razones por las que grupos de danza afroesmeraldeña y organizaciones coordinan para que la celebración del bicentenario de la independencia tenga ese colorido cultural.

En el 2020 se cumplirán los primeros cinco años del decenio de pueblo afro, que implica reconocer el esfuerzo del pueblo afrodescendiente, asentado mayoritariamente en el norte de Esmeraldas. Wendy Mosquera de la Red de Mujeres Afros y Diversas de Esmeraldas, señaló que desde ahora están armando una agenda que les permita trabajar hasta el 5 de agosto del año 2020.

“Nuestro aporte será con conferencias y presentaciones de concursos de poesías de autores afros, así como mostrar las construcciones ancestrales de madera, caña y hojas de rampira, con los alumnos de etnoeducación”, asegura Mosquera.

Desde la Dirección de Patrimonio Cultura del Municipio de Esmeraldas se trabaja en la implementación de una ruta cultural con personajes y sitios culturales de la ciudad, para que sean mostrados como parte del bicentenario.

Esa ruta tendrá diez sitios de la ciudad en las que se destaca el monumento a la marimba, el monumento al encuentro de las culturas y el museo etnográfico.

“La música de marimba, los cantos y bailes tradicionales son expresiones musicales que forman parte integrante del tejido social, familiar y comunitario de la población de descendientes de africanos, asentada en la región sur del pacífico, asegura”, Adison Guisamano, director de la Patrimonio del Municipio de Esmeraldas. Él, quien también es antropólogo, explicó que la celebración del bicentenario mostrará el aporte del pueblo afrodescendiente en las luchas por la libertad.

Previous La Isla Puná, una población ancestral que mira al futuro
Next Miles de personas disfrutaron de la primera noche de LiberArte en el Centro Histórico