Casi todos los africanos creen que la crisis climática empeoró la agricultura




Casi todos los países africanos opinan que, debido al cambio de las condiciones climáticas, la producción agrícola empeoró en la última década, según las conclusiones de una macroencuesta publicadas hoy lunes 19 de agosto de 2019 por el Afrobarómetro.

Esta percepción es mayor en África oriental, y llega a ser casi unánime entre la población de tres países: Uganda, Malaui y Lesoto, según la organización panafricana Afrobarómetro, que asegura que en casi todo el continente el empeoramiento se ha debido, sobre todo, a la sequía.

Mientras que en 30 de los 34 países africanos estudiados más gente opina que las condiciones climáticas para la agricultura han empeorado, hay algunos como Marruecos, Senegal, Botsuana y Zimbabue donde entre el 30 y el 41% de los encuestados creen que las condiciones climáticas han mejorado.

En general, quienes se dedican a actividades relacionadas con la agricultura son más propicios a notar este cambio de las condiciones climáticas que han afectado a la producción agrícola, que sigue siendo el mayor sustento económico en gran parte de los países africanos.

Estos datos se han extraído de una encuesta desarrollada mediante casi 46 000 entrevistas realizadas entre septiembre de 2016 y septiembre de 2018 en 34 países africanos, donde viven casi el 80% de la población de todo el continente, pero no incluye países como Egipto, República Democrática del Congo (RDC) o Etiopía.

Prácticamente 6 de cada 10 africanos encuestados han escuchado hablar de la crisis climática, pero hay países, como Sudáfrica donde apenas un 40% de la población sabe sobre este fenómeno.

De quienes han escuchado hablar de emergencia climática, alrededor de dos tercios lo asocian con los cambios negativos que sufre el clima, pero hay un 17% que cree que es positivo.

Además, la mitad de los encuestados piensan que la crisis climática se debe a las actividades humanas, y un cuarto creen que es el propio proceso natural el causante.

Casi la mitad de los más de 45 000 encuestados coincide en que las sequías se han vuelto en mayor o menor medida más graves, mientras que las inundaciones son, en su percepción, menores.

Previous Detectan por primera vez un agujero negro que traga a una estrella de neutrones
Next Javier Bardem y Greenpeace piden en Times Square un tratado para los océanos