Desaparecidos tuvieron un homenaje simbólico en Marsella



En el marco del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, en Marsella específicamente en la vereda Beltrán, se llevó a cabo un homenaje simbólico a cargo de las autoridades de dicho municipio, instituciones del orden nacional, territorial y víctimas el conflicto armado.

En la actualidad hay cerca de 372 cadáveres que se encuentran sin identificar en el cementerio del municipio risaraldense, y la idea es poder hacerlo en el mayor número posible a través de la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas, para que ellos y sus familiares puedan mitigar su dolor.

Germán Gómez, alcalde de Marsella, indicó que “en 1983 y 1984 a la administración municipal le tocaba mandar a una volqueta por los cadáveres que bajaban a la vereda Beltrán, provenientes del Valle del Cauca. Hoy es diferente y puede uno admirar el paisaje y las bondades de terreno, necesitamos seguir trabajando por más inversión social para mejorar las condiciones de vida de los vecinos de este lugar”.

Las actividades se iniciaron con un oficio litúrgico mediante el cual se oró por todas la víctimas directas que llegaron hasta Beltrán flotando por el río Cauca, las cuales fueron asesinadas en el norte del Valle del Cauca y luego arrojadas al río.

Aracely Muñoz, habitante de la vereda Beltrán, manifestó que “nos ha tocado vivir una experiencia muy difícil, aquí hemos acogido cientos de familias que en ocasiones han podido reconocer a sus seres queridos, pero en otras no, por eso hacemos un llamado al estado para que mediante su capacidad institucional nos ayude a resolver estos casos de desaparición forzada y las familias podamos por fin vivir en paz y con tranquilidad”.

“Estamos en Beltrán porque es un sitio emblemático en este tema de desaparición, he hablado con muchas familias víctimas y he llegado a la conclusión que es más importante entregarle a esas familias los restos de sus seres queridos que una indemnización económica, porque la plata se gasta en un día, pero la tranquilidad cuando se logra al identificar un cuerpo no se compra con dinero”, dijo María Isabel García, líder de víctimas de Marsella.

Participantes

El homenaje a los desaparecidos estuvo encabezado por funcionarios de la Unidad para las Víctimas, el Centro de Memoria Histórica, Mesas Departamental y Municipal de Víctimas, Alcaldía de Marsella, Medicina Legal, Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas, Gobernación de Risaralda, Personería Municipal y comunidad víctima del territorio.

Previous La lucha por el territorio en dos películas
Next Óscar Vela, tras la huella de Manuel Antonio Muñoz Borrero