¿Cómo empezaron a moverse los seres vivos? Un fósil de 550 millones de años arroja pistas




13 de septiembre de 2019 14:29

valore

Descrición

Indignado

0

Triste

0

Indiferente

0

Sorprendido

0

Contento

0

Redacción Elcomercio.com

Parece un mielpiés y su origen data del período Ediacárico, anterior a la era de los dinosaurios. Así es el animal que -según un estudio liderado por la Universidad Virginia Tech de Estados Unidos- es la “señal más convincente del fósil más antiguo en movimiento”. El científico Shuhai Xiao, quien dirigió la investigación, reveló las características del ejemplar en diálogo con la cadena informativa BBC Mundo el miércoles 11 de septiembre del 2019.

Xiao cuenta que el gusano fósil fue encontrado bajo densas capas de roca en Yiling, en China. Después de evaluarlo, decidieron llamarlo insecto puntiagudo.

Según el científico, citado por BBC Mundo, no es extraño hallar rastros del recorrido de un animal cuando se examinan rocas del período Ediacárico, hace más de 550 millones de años. Sin embargo, lo que hace al descubrimiento especial es que se encontró a la criatura que dejó huellas. “Es casi imposible decir que animales dejaron estos rastros continuos, a menos que tengas al animal preservado junto a su rastro”, señala.

Ilustración del insecto puntiagudo, un fósil que reveló que hace 550 años la evolución llevó a los animales a poder moverse. Foto: Web Universidad Virginia Tech

El investigador lo describe como una criatura que se movía a través del lodo y descansaba durante el recorrido. Los resultados del estudio revelaron que el fósil es un claro signo de que hace más 550 millones de años, los animales evolucionaron al punto de tener movimiento fluido. Aquello significó “un evento monumental en la evolución temprana de los animales”, reza el informe.

El equipo de la Universidad Virginia Tech confirma que el hallazgo podría ser la primera señal de la “toma de decisiones” de los animales.

El rastro que dejó el fósil -según el estudio- sugiere que hizo el esfuerzo de moverse en una dirección específico con un propósito determinada. Su ímpetu, dicen los investigadores, se debía al control de un s

Pero no solo es un descubrimiento que aporta a la investigación científica, sino que también representa una luz para entender el impacto de los animales en la superficie del planeta Tierra. “Conocer dónde y cómo evolucionó esa capacidad de movimiento ofrece un importante contexto para entender la influencia no solo de los animales, sino de los seres humanos en la Tierra”, concluye Xiao.

Descrición

¿Te sirvió esta noticia?:

Si (0)

No (0)

Previous Documental de Patrick Swayze cuenta sobre el bailarín y cowboy que se convirtió en un mito sexual
Next Pueblos indígenas colombianos están en peligro de extinción cultural