Cifras de mujeres en ciencia y tecnología en educación en Colombia – Novedades Tecnología – Tecnología




El siguiente análisis recoge datos y conclusiones basadas en datos abiertos del Ministerio de Educación de Colombia en el periodo del 2001 al 2017 en programas de educación superior. EL TIEMPO pone a disposición pública las bases de datos originales utilizadas y también las bases modificadas que se desarrollaron para la construcción de conocimiento. 

El especial Una Maratón en Tacones se centra en el panorama de la brecha de género en la educación superior colombiana en áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM* por sus siglas en inglés) en los últimos 16 años. 

Las carreras STEM, para muchos ‘las carreras del futuro’, son una opción minoritaria entre los programas con mayor cantidad de egresados en el país. 

Vea información específica en Las carreras del futuro, una elección minoritaria en Colombia.

Así mismo, aunque más mujeres estudian programas técnicos, tecnológicos, universitarios y posgrados relacionados a las áreas STEM, la participación femenina en esos programas se mantiene en una proporción cercana a 3 de cada 10 egresados. 

Durante el periodo de análisis, la participación femenina fue de un promedio de 36.8%. Sin embargo, según el nivel de formación, el comportamiento varía.

Mientras que en la educación universitaria se mantuvo estable, la formación técnica y tecnológica tuvieron variaciones. En particular, la participación femenina en los graduados tecnólogos de áreas STEM que en 2001 tenía un 40,2% de mujeres, en 2017 cayó casi 10 puntos porcentuales, situándose en un 31,6%. 

Por otra parte, se calculó el comportamiento de la brecha de género (el porcentaje que corresponde a la diferencia de participación entre hombres y mujeres). Este valor, que contrario a la participación, entre más bajo es más positivo, se mantuvo en los últimos 16 años en un promedio del 26.3%.

Los datos confirman la tendencia de comportamiento que es inversa a la de la participación resultando en que la brecha educación universitaria se mantuvo estable, pero la brecha en los graduados tecnólogos de áreas STEM que en 2001 era de un 19.5% en 2017 se disparó al 36,7%, aumentando 17 puntos porcentuales y sobrepasando el porcentaje de participación femenina en ese nivel educativo.

Vea información específica sobre la brecha en 16 años después, hay más mujeres, pero la brecha no cede.

Aunque las mujeres en educación superior en Colombia son mayoría, en los últimos años se identifica que las mujeres pasaron de ser el 58% al 55.9% de los graduados de todas las carreras, mientras que los hombres pasaron de ser el 42% al 44.1%

Si se analiza del universo de mujeres graduadas en todos los programas de educación superior cuántas egresan de áreas relacionadas a la ciencia y la tecnología se trata de una minoría impactante. De cada 10 mujeres en la educación superior, solo 1.6 son de áreas STEM, con un porcentaje del 16.4% de las graduadas en los últimos 16 años. 

Solo en 2017, esa proporción de graduados STEM versus otros programas fue de 15.6% en las mujeres, mucho menos que el 36.5% en los hombres.

Brecha por ciudades

Teniendo en cuenta que la participación femenina en promedio en los últimos 16 años fue del 36.8%, se analizó cuál fue el comportamiento de esa variable en el top 10 de ciudades con mayor cantidad de graduados en programas STEM. 

Como se aprecia en la gráfica, 4 de las principales ciudades logran ubicarse encima de la participación promedio. Pereira, Bucaramanga, Tunja e Ibagué con participaciones de 37.6%, 39.6%, 39.7% y 46.8% respectivamente. En cambio, ciudades como Barranquilla, Cali y Cartagena mantienen una distancia de más de 4 puntos porcentuales con 31%, 31.7%, 32.6% de participación femenina. 

En cuanto a brecha, Ibagué encabeza el listado con la brecha más reducida (6.3%). Tunja(20.6%), Bucaramanga (20.8%)y Pereira (24.8%) mantienen un desempeño mejor que el del promedio de la brecha de 26.3%. Nuevamente, Cartagena, Cali y Barranquilla, tienen los indicadores de mayor diferencia entre mujeres y hombres (una brecha más pronunciada) en la educación superior en las áreas STEM con 34.7%, 36.6% y 38% respectivamente. 

En el caso de Bogotá y Medellín, las ciudades con mayor volumen de graduados en educación superior en el país, ambas ciudades tienen un comportamiento cercano a los promedios nacionales. Bogotá (con 35.6%) tiene una participación más baja del promedio en un 1.2% y Medellín (con 36.7%) un 0.1% por debajo al promedio. En brecha, Bogotá (con 28.7%) tiene un 2.4% más alto y Medellín (con 26.7%) solo un 0.4% mayor al promedio. 

En otro de los análisis de los datos se identifica que el peso de la educación ha variado en el transcurso de los años. Se realiza un cálculo del total de graduados de todos los programas para cada año y una tasa con la cantidad de mujeres para cada año. De esta forma, se identifica que las mujeres pasaron de ser el 58% al 55.9% de los graduados en general (todas las carreras) en esos 16 años. Mientras que los hombres pasaron de ser el 42% al 44.1%.

Programas más masculinos

Al analizar los principales programas en todas las carreras para cada año, se ve que la carrera que durante el lapso se ha mantenido en el primer lugar con la mayor cantidad de egresados es Administración de Empresas.

Áreas como la Ingeniería industrial, el Derecho, la Medicina, la Contaduría Pública y la Ingeniería de Sistemas también están en los listados. Desde el año 2011 se identifican que ingresan al top programas técnicos y tecnológicos, correspondiendo al aumento de graduados de ese segmento. Ese pico de 2011 coincide con un crecimiento significativo en la cantidad de graduados de educación tecnológica, pasando de cerca de 20.000 por año a 76.572.

Mientras que educación universitaria representaba el 62.6% y la tecnológica un 13.2% en el 2001, para el año 2017, la educación universitaria pasó a ser 45.2% y la tecnológica un 28.9%.

Dentro de las carreras con mayor volumen de graduados año tras año, programas como ingeniería mecánica o ingeniería electrónica son de unas mayorías masculinas significativamente mayores. En estos programas, la participación femenina ronda en el 8.9% y el 15.8% respectivamente.

La participación varía en los programas: Matemáticas (28%), física (27.5%) e ingeniería de sistemas (32.4%). En cambio, programas como la química (52.4%), la ingeniería química (50.4%) y la ingeniería industrial (46.1%) cuentan con una participación femenina que supera el 45%.

Para conocer más detalles de las cifras y otros datos, acceda a los archivos originales y modificados en los siguientes botones. 

Previous Organizaciones de derechos piden a la Asamblea Nacional que vote a favor del aborto por violación
Next Los turistas superaron la violencia en la frontera norte y volvieron este año a Esmeraldas