La historia del payaso que asusta a niños que se portan mal llega al cine




En Florida, los padres que no saben qué más hacer para que sus hijos dejen de comportarse mal pueden optar por asustarlos. Lo hacen con la ayuda de Wrinkles, un payaso con apariencia aterradora cuya historia fue retratada en un documental que se estrenará el próximo 4 de octubre del 2019. 

La ‘leyenda’ de Wrinkles, según se lee en la descripción del tráiler del documental que se difundió en YouTube, se dio a conocer en el año 2014 con videos de baja resolución que se difundieron en redes sociales en los que se ve cómo el payaso asusta a los niños. 

La identidad de Wrinkles es, hasta ahora, desconocida. Medios estadounidenses lo han catalogado como el ‘Pennywise de la vida real’ haciendo un guiño al protagonista de ‘IT’ el macabro personaje de las novelas de Stephen King. 

Video: YouTube, cuenta: Magnolia Pictures & Magnet Releasing

“Hola, te has comunicado con el payaso Wrinkles, deja un mensaje y te devolveré la llamada”, son las palabras que se escuchan al momento de llamar al teléfono celular de Wrinkles. El documental, dirigido por Michael Beach Nichols, profundiza el el fenómeno viral en el que se convirtió el payaso. 

El primer clip conocido de Wrinkles muestra al payaso saliendo de debajo de la cama de una niña. Los padres habrían contratado los servicios del adulto mayor que se esconde detrás de la aterradora máscara para poder asustarla y decirle que si se sigue portando mal el payaso regresaría. 

Los realizadores del documental lograron descubrir a la persona detrás de Wrinkles y conversaron con él. En el adelanto del filme, el hombre dice que no estaba recibiendo ofertas de trabajo como un payaso regular, por lo que decidió darle un “giro”. 

Pero el mito de Wrinkles creció y luego de que el video del payaso saliendo de la cama de la niña se volvió viral, varias personas se grabaron llamado al número con el que se lo puede contactar, pues Wrinkles “está solo a una llamada telefónica de distancia”. 

En el 2015, el medio estadounidense Washington Post logró contactarse con Wrinkles, pero no revelar su identidad. En diálogo con el periódico el payaso contó que “por unos cuantos cientos de dólares aparecerá en tu fiesta o reunión, le hará una broma a tu amigo o asustará a tu niño malcriado”.

En ese entonces, el payaso tenía 65 años y confesó ser originario de Rhode Island y un veterano militar divorciado y retirado. Sin embargo, dijo al Post, la vida de jubilado no iba con él, por lo que decidió ordenar una máscara de payaso en internet, creó unas tarjetas de negocio y stickers en los que difundió su número de teléfono y empezó su negocio. 

Su leyenda no dejó de crecer y, para el momento que habló con el medio estadounidense, recibía cientos de llamadas al día. “Es divertido… Puedes ser alguien más. Tienes algunas personas que están petrificadas y otras que quieren que vayas a casa con ellos”.  

Previous Serie de animación española aborda la educación sexual
Next HBOMax compra los derechos de emisión de The Big Bang Theory - Cine y Tv - Cultura