Amplían opciones de inversión de las cesantías



Según cifras de la Superintendencia Financiera de Colombia, para el año 2019 los empleadores del sector público y privado consignaron un total de $8,06 billones correspondientes a las cesantías.

El pasado martes el presidente de la República, Iván Duque, socializó el decreto, que desarrolla las nuevas facilidades de retiro de cesantías para financiar la educación superior de hijos y dependientes de los trabajadores, mediante las modalidades de ahorro programado y seguro educativo.

El Decreto 1562 de 2019 abre las posibilidades de inversión de las cesantías para los colombianos, a través de las figuras de ahorro programado o seguro educativo las cuales serán diseñadas y estructuradas por entidades legalmente constituidas en Colombia que tengan autorizado los productos antes descritos.

La modalidad de ahorro programado permitirá destinar un flujo de recursos para un fin determinado, en este caso, construir anticipadamente un capital que respalde el gasto futuro en la educación superior de los hijos o dependientes del trabajador. Por su parte, el seguro educativo permite, mediante el pago de una prima, obtener una cobertura financiera a futuro para el mismo propósito.

“Con esta estrategia logramos que una pareja joven o una persona joven, en edad productiva, de alta productividad, puede retirar parcialmente recursos de sus cesantías para adquirir un seguro educativo, para cuando sus hijos o sus sobrinos o sus hermanos entren a la universidad”, expresó el presidente Duque en la presentación del Decreto.

Para el Jefe de Estado esta iniciativa abre una importante alternativa para quienes planean anticipadamente cómo financiar la educación superior de sus hijos y dependientes. Adicionalmente, ambas figuras permitirán al trabajador disponer de un recurso a futuro, según su preferencia y capacidad de ahorro.

El decreto consolida en una sola norma las reglas para el retiro de cesantías en diferentes usos como la cesación laboral propiamente dicha, la muerte del trabajador, el llamamiento a prestar servicio militar, estudio o la adquisición de acciones propiedad del Estado.

La Superintendencia Financiera de Colombia indica que el 75,5% del recaudo de cesantías lo hicieron los cuatro fondos privados de pensiones y cesantías, que en conjunto tienen 7,5 millones de afiliados. A su vez, el 24,5% restante lo hizo el Fondo Nacional del Ahorro, que, al 31 de diciembre de 2018, tenía 1,85 millones de afiliados.

Adecuadamente

Por otra parte y de acuerdo con cifras entregados por Asofondos, entidad que agremia a los fondos privados de pensiones, los retiros de cesantías durante el 2018 aumentaron en 8,9 % por motivos de terminación de contrato de trabajo, de ahí la posición de consistente de la entidad en decir que este es un ahorro pensado para los momentos de desempleo, ya que con este fin se creó y que de esta manera la persona tenga una protección y pueda utilizar estos recursos en el tiempo que esté cesante. Esto teniendo en cuenta también el panorama de desempleo que se vive actualmente en el país.

“El mensaje siempre ha sido utilizar la cesantías para lo que se debe, que es los momentos de desempleo y más ahora que el tema ha tomado tanta relevancia si vemos las cifras de desempleo a nivel nacional, una cifra alarmante que toca tener en cuenta y que posiblemente para eso se creó las cesantías, que al tener una tasa de desocupación está tan alta, la gente tenga una protección explicó Jorge Llano, vicepresidente técnico de Asofondos.

Este mecanismo de protección al trabajador cuando queda desempleado, fue creado desde hace 70 años y los recursos ahorrados podrían ser utilizados en tres escenarios: desempleo, educación y para compra o mejoramiento de vivienda.

El retiro de cesantías por concepto de terminación de contrato ascendió a $1,8 billones, es decir un tercio del total del total de retiro de cesantías, registrando un crecimiento de 8,9 % frente a lo utilizado por el mismo concepto en el 2017. Así mismo en en la última década los empleados retiraron $12,5 billones por ese mismo motivo

Vivienda

Otro de los principales de retiro de cesantías es para la compra de vivienda al revisar los usos que los afiliados a los fondos de cesantías les dieron a estos recursos el año pasado, se encontró que el monto utilizado fue de $2,9 billones, 10,9% más que en 2017, destinado a compra de vivienda y otros usos asociados como el pago de créditos hipotecarios y mejoramiento de vivienda.

“Las cesantías deben ser el de ahorro de largo plazo de los trabajadores de modo que se cubran frente a contingencias como el desempleo. Sin embargo, la ley permite utilizarlas también para vivienda, un uso que permite que, especialmente, trabajadores de ingresos bajos y medios se aseguren con casa propia”, aseguró Santiago Montenegro Trujillo, presidente de la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantía, Asofondos.

En 2018 los trabajadores colombianos retiraron $5,5 billones, de los cuales más de la mitad (53,5%),se dirigió a vivienda siendo el principal motivo de retiro. En la última década, la utilización de cesantías para vivienda ascendió a $17,6 billones.

Previous Segundo foro Construyendo Paz en la institución educativa María Dolorosa de Pereira
Next José José y el final de una generación que encumbró la canción mexicana