Jessica Lange habla sobre The Politician, nueva serie de Netflix – Cine y Tv – Cultura




Con una combinación de belleza, glamur y talento, Jessica Lange es una de esas raras estrellas que habita en el subconsciente colectivo de la generación del milenio y a la vez evoca un aire del Hollywood clásico.

A los 70 años y gracias a casi una década de colaboración con el productor, escritor y director Ryan Murphy (‘Glee’, ‘American Horror Story’, ‘Eat, Pray and Love’), Lange sigue cosechando. La colaboración empezó en la antología ‘American Horror Story’, siguió con la serie ‘Feud’ y ahora en ‘The Politician’, serie que acaba de estrenar Netflix sobre el excesivo y escandaloso mundo de la política, visto desde el microcosmo de un joven estudiante de secundaria (Ben Platt).

La serie es parte del mega-acuerdo que Murphy firmó con el servicio de ‘streaming’ y cuenta con la participación de Gwyneth Paltrow, Zoey Deutch y Lucy Boyton.

Lea también: ‘El camino’ de ‘Breaking Bad’, la película sobre Jesse Pinkman

En un hotel de Soho, en Nueva York, una radiante Lange habló con la prensa, incluyendo EL TIEMPO, sobre la oportunidad de interpretar otro de los extravagantes personajes que salen de la imaginación de Murphy, en este caso una abuela cruel dispuesta a sacrificar a su propia sangre por unas cuantas prebendas.

¿Cómo le planteó Ryan el personaje de Dusty Jackson?

Cuando me llamó, creo que apenas se estaba imaginando el personaje. Tenía idea, pero estaba llenando los vacíos y sabiendo lo que me atrae como actriz después de estos años de trabajar juntos, dio en el clavo de lo que me interesaba. A estas alturas, en un punto en el que ya nos conocemos lo suficiente, sé que Ryan va a crear algo que será interesante para interpretar.

¿Qué le dijo exactamente?

Yo estaba en el porche de mi cabaña, en el verano de 2018, viendo hacia el lago y el teléfono suena. Siempre sé que va a ser ese tipo de conversación. Usualmente me dice: “¿Hola, dama, ¿qué haces?” (imita una voz seductora). Yo le respondo “No estoy haciendo absolutamente nada”. “¿Quieres trabajar?”, me pregunta. Usualmente es así como empezamos.

¿Nos puede describir un poco a esta abuela cruel que interpreta?

Es terrible. Es un monstruo. Debo destacar que es una comedia; por supuesto, eso amortigua todo. Es una persona con una mente muy pequeña y deliberadamente ignorante. Las cosas que le importan en el gran esquema de la vida son tan de poca consecuencia… cenas gratis en Olive Garden (una cadena de restaurantes italianos), viajes a Disneyland. Es un personaje despreciable cuando uno se fija en lo que está dispuesta a hacer por nada.

Al comienzo se ve que es alguien realmente horrible…

En la creación de su historia tuve que, de alguna forma, encontrar algo que explicara cómo llegó a este punto. Así que creé toda una historia de un origen de pobreza, familia disuelta, posiblemente abuso, una educación incompleta y luego cosas que la hacen pasar de ahí a donde la vemos en la serie. Hace lo imperdonable, lo inexplicable; cualquier persona, un ser humano decente, nunca sería capaz de hacer lo que ella hace, la crueldad, la ignorancia… Pero es una comedia.

El ‘look’ del personaje es muy particular, ¿nos puede hablar de la inspiración?

En algún punto en su vida vio ‘Five easy pieces’ (la película con Jack Nicholson y Karen Black conocida en español como ‘Mi vida es mi vida’) y vio a Karen Black y se enamoró de ese ‘look’ y pensó que era la expresión máxima de sensualidad y glamur y se quedó con ese ‘look’ por décadas. A eso fue a donde apunté y, por supuesto, Ryan sugirió las uñas, las joyas, y otras cosas.

En estos años de colaborar con Ryan Murphy y de confiar en su instinto, ¿ha llegado esta relación laboral a ser incondicional?

No exactamente. Hay cosas que aún le digo que no haré, pero hemos llegado a una especie de entendimiento. Por ejemplo, en ‘American Horror Story’, mis personajes nunca han… Durante los 4 años de hacer eso nunca participé en el aspecto grotesco o sangriento de esa serie. Le dije desde el principio que lo que me interesaba de los personajes era la locura, el peligro psicológico, las fallas, pero que no quería hacer lo otro y siempre ha respetado eso.

¿Cómo encuentra la humanidad en estos personajes dementes y, de pronto, exagerados?

No los encuentro exagerados. Hay elementos de eso en este ‘show’, pero los guionistas siempre han tratado de aterrizarlos en una especie de humanidad, independientemente de cuán extraños o fuera de lugar o dementes sean. Sus historias son complejas y oscuras, pero los asumo como cualquier personaje, tratando de encontrar el núcleo en algún punto.

Es terrible. Es un monstruo. Debo destacar que es una comedia; por supuesto, eso amortigua todo. Es una persona con una mente muy pequeña y deliberadamente ignorante

Desde que empezó esta relación laboral con Murphy (quien es gay), se lo considera un ícono de la comunidad homosexual, ¿cómo se siente?

¿No lo era desde antes? (risas). No lo sé. Los personajes son un poco extravagantes. Por ejemplo, interpreté a Joan Crawford, alguien que también es un ícono gay, eso está incluido.

¿Por qué cree que las historias de Ryan Murphy son tan exitosas?

Creo que Ryan tiene una imaginación extraordinaria, lo cual es un bien precioso. El poder de la imaginación también tiene una capacidad de detectar qué es lo que le interesa a la gente en el momento. Con ‘The Politician’, por ejemplo, creó un microcosmos de lo que está pasando, especialmente en este país. Es la pelea política baja y sucia. Y él de alguna forma entiende eso y creo que tiene un instinto increíble e imaginativo, y esa es una combinación poderosa para crear literatura, o cine o programas de TV.

Se diría que los servicios de ‘streaming’ y la TV han creado una especie de auge para los actores, ¿está de acuerdo?

Me encanta trabajar así, pero también estoy agradecida porque estos personajes con Ryan solo han sido por una temporada, lo que me permite seguir adelante y crear otro nuevo. Por otro lado, es casi abrumador las cosas que se hacen para TV, pero les están dando a los actores grandes posibilidades que pueden no haber existido solo en cine.

CLAUDIA SANDOVAL GÓMEZ
Especial para EL TIEMPO
Nueva York

Previous Leonard Kleinrock uno de los padres de Internet, predice que éste será omnipresente e invisible - Novedades Tecnología - Tecnología
Next En tiempo de elecciones el deporte también es importante