Babahoyo apuesta por mantener el legado cultural de la ciudad

Babahoyo apuesta por mantener el legado cultural de la ciudad



El Museo Municipal de Babahoyo mantiene viva la memoria histórica y cultural de la capital fluminense. El espacio se adecuó en la antigua sede del Cabildo, en la avenida Malecón y la calle Sucre, en el centro de la ciudad.

La edificación se inauguró entre 1943 y 1945, y se constituyó la primera construcción en hormigón, con el estilo ‘Art Deco’. Se remodeló en los últimos dos años para convertirse en el museo municipal. Fue inaugurado en marzo pasado.

El inmueble fue catalogado por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) como patrimonio cultural de la ciudad, por su valor histórico, artístico y simbólico.

El espacio cuenta con tres salones de exposición permanente y una sala audiovisual, en la que se proyectan videos y fotos históricas de la ciudad. Desde su apertura reciben entre 20 y 25 personas al día.

Los salones están en la parte alta del edificio. Al subir las escaleras se ubica una vitrina donde mensualmente se coloca una imagen o pieza arqueológica, que da la bienvenida a los visitantes.

Vasijas y esculturas de las culturas que se asentaron en Babahoyo, entre ellas la Valdivia, Chorrera, Tejar Daule y Chonos. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

En la parte alta se ubicaron dos fotos del malecón de la ciudad, una de 1900 y otra actual, tomadas desde el mismo ángulo para apreciar el cambio de la urbe en los últimos años.

“La intención es generar sentido de pertenencia en la ciudadanía, que los visitantes conozcan los inicios de la ciudad, su progreso. Queremos rescatar la identidad cultural del cantón”, contó el Hugo Calle, encargado del museo.

La primera sala del recorrido es la denominada ‘Época Aborigen’, que recoge el pasado prehispánico de la localidad. Allí se exponen vasijas, esculturas, fotos y vestigios de las culturas que se asentaron en ese territorio.

Las culturas Valdivia, Chorrera, Tejar Daule y Los Chonos tuvieron presencia en la capital riosense, según los estudios. Las piezas y fotografías que se exponen en la sala fueron donadas por el INPC.

Además de las piezas, también se destacan carteles con descripciones históricas y un mapa donde se ubican las tolas -montículos de tierra para ceremonias fúnebres- que todavía se pueden apreciar en las haciendas de las afueras de la ciudad de Babahoyo.

El Municipio se ubica frente al Malecón. En la imagen, una reproducción fotográfica de un edificio antiguo. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

La segunda sala, denominada ‘Colonial, Independencia y República’, expone el proceso de Babahoyo desde sus orígenes coloniales, cuando fue tenencia del Corregimiento de Guayaquil, hasta su nombramiento como capital definitiva de Los Ríos.

Otro de los puntos que destaca la exposición es la lucha por la independencia, unidad nacional y democracia. Así mismo, se muestra la producción, comercio y el restablecimiento de su economía, tras los incendios del siglo pasado.

Finalmente, el salón de los Alcaldes recoge cuadros de los burgomaestres que sesionaron en el edificio entre 1948 y 2006. Allí también se muestra la mesa y silla de sesiones que se usaban en el Cabildo.

“La historia de la ciudad se cuenta en cada uno de los salones, aún estamos en la tarea de la difusión, para atraer a más visitantes”, contó Calle.

El ingreso al lugar es gratuito y funciona desde las 09:00 hasta las 16:00.

enmocoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *