Hombre halla tierno mensaje en una botella que fue lanzada en el 2010 al océano




Corría el 2010. Max Vredenburgh cumplió diez años y, para celebrarlo, su familia lo llevó a la playa Long Beach de Rockport, en Estados Unidos. Cuando caminaba a las orillas del mar, el pequeño decidió escribir una inocente carta y lanzarla en una botella hacia la profundidad con la esperanza de recibir una respuesta.

Después de nueve años, finalmente la obtuvo. El lunes 11 de noviembre del 2019, el ahora joven fue contactado por quién encontró la botella.

De acuerdo con información difundida por la cadena televisiva CNN, fue un ciudadano francés llamado G. Dubois quien halló la botella. Él llamó al padre de Max para contarle que la encontró en una pequeña playa ubicada entre las zonas costeras de Contis y Mimizan, en el sur de Francia, el pasado domingo 10 de octubre.

In 2010, 10 year old Max Vredenburgh of Boston threw a message in a bottle from a Rockport beach.

Max, now 19 years old, received a letter from a gentleman this month saying he found his bottle on a beach in France.

9 years.

3,700+ miles.

Life.

♥️ pic.twitter.com/1SKnkgNZtx

— Only In Boston (@OnlyInBOS) 11 de noviembre de 2019

Max, quien ahora es un estudiante universitario, recordó que introdujo una pequeña carta en una botella de vino hecha de cristal cuando era un niño. Lo hizo como un deseo infantil, pues recordó lo que escribió: “Hola, mi nombre es Max. Quien sea que lea esta carta, por favor, responda. Te diré algo pequeño sobre mí…”.

El entonces pequeño había bosquejado sus gustos para que alguien más lo sepa. “Quiero decirte que me gustan las manzanas, mi color favorito es el azul y me gusta el espacio”, reza la corta misiva. Max también escribió que “me encantan la playa, el espacio y los animales. Por favor, responde de vuelta”.

Cuando Dubois halló la carta, no dudó en buscarlo en redes sociales y enviarle un mensaje. “Llevó nueve años para que tu carta viajara más de 6 000 kilómetros que nos separan”, escribió. Además, el hombre adjuntó un mapa para que Max supiera la locación exacta a donde llegó su botella.

Según CNN, Max mantiene contacto constante con Dubois a través de redes sociales, pues fue un hallazgo insólito que le recordó sus deseos de niño.



Previous El Ser Bachiller tendrá varios ajustes, desde enero de 2020, en la evaluación del ciclo Costa
Next ¿Cómo está el patrimonio cultural de Venecia tras las inundaciones?