Marcha contra la violencia a la mujer será el sábado 23; 94 femicidios, en este 2019




Este sábado 23 de noviembre del 2019, a las 16:00, “agarra el tambor y la olla, hagamos justicia y memoria”. Así se lee en la convocatoria para la marcha por la no violencia contra la mujer, organizada por Vivas Nos Queremos, Surkuna y otros colectivos.

En el Arco de La Circasiana, en el parque El Ejido, se concentrarán. No se hace público el recorrido aún por motivos de seguridad, explicaron las organizadoras.

“Vamos para recordar a todas nuestras hermanas que han sido víctimas de femicidio y queremos decirles a las sobrevivientes de violencia sexual que les creemos y que no descansaremos hasta que se haga justicia y tengan reparación”.

Hasta el 16 de noviembre de este 2019 se registran 94 mujeres asesinadas, es decir que murieron a causa de la violencia femicida. Lo precisó Geraldine Guerra, de la Alianza para el Mapeo de Femicidios en Ecuador, conformada por Fundación Aldea, Red Nacional de Casas de Acogida, Taller Comunicación Mujer y la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos.

En este 2019, según los datos procesados por esta Alianza para el Mapeo de Femicidios, han sido asesinadas 13 menores de 20 años; además 19 chicas de entre 20 y 25 años. El femicida más joven tiene 21 años y el más adulto, 71. En estos días además se encontró parte del cuerpo de Natalia Subía, asesinada y desaparecida desde el 2018.

Es la cuarta edición de la marcha, en Quito. Mayra Tirira, de Surkuna, comentó que se mantienen las consignas de marchar en contra de la violencia feminicida, que les parece es respaldada por el Estado. Esto por la falta de políticas más claras.

“También nos convocamos en contra de la violencia sexual, lo que incluye la penalización del aborto, que mantiene a más de siete niñas menores de 14 años dando a luz diariamente en el país. Además por la precarización que afecta principalmente a las mujeres”.

En Ecuador, desde agosto del 2014, la figura del femicidio está tipificada en el Código Orgánico Integral Penal (COIP). Pero para organizaciones que defienden derechos de mujeres eso no es suficiente, todavía por ejemplo, algunos fiscales siguen calificando un hecho como homicidio preterintencional (es decir que el agresor no tenía la intención de matar), pese a que había maltratado físicamente más de una vez a la víctima; si una mujer es violada y asesinada por un desconocido se cree que no es femicidio porque no había relación entre ambos, etc.

Previous La NASA probará un robot en la Antártida para buscar vida extraterrestre
Next Elton John habla de su terror a morir sin ver crecer a sus hijos