Pantera Negra ahora es un policía en Manhattan – Cine y Tv – Cultura




El actor Chadwick Boseman se quitó el vestido del superhéroe Black Panther, se puso un traje y decidió portar una pistola para enfrentarse a enemigos cercanos y revelar una naturaleza más humana y frágil en la cinta policíaca Nueva York sin salida, que acaba de estrenarse en las salas de cine del país.

Su conversión de poderoso monarca del reino de Wakanda en ese universo de películas de aventura y poderes de Marvel a policía lleno de conflictos le da solidez a una producción que no se complica tanto en su trama y deja mucho espacio para la acción y un delirio de persecución importante.

Boseman interpreta al detective Andre Davis, quien ordena el cierre de la metrópoli para atrapar a unos criminales envueltos en el asesinato de unos policías.
En esa persecución cuenta con el apoyo de Frankie Burns, una agente de antinarcóticos que se deja ver en el trabajo de la actriz Sienna Miller.

“Nunca pensé en este papel, desde el punto de vista de interpretar a un policía, hasta que ya estuvimos muy avanzados en filmarla. Lo abordé desde un lugar muy, muy serio. Hablé con el oficial con el que hice el entrenamiento en armas de fuego. Estuvo en mi fiesta de cumpleaños el año pasado, en realidad (bromeó). Fue genial conmigo, así como con los detectives con los que trabajamos en Nueva York; sentí que nos permitieron ver cómo eran sus vidas”, reflexionó el actor en una entrevista a la que tuvo acceso EL TIEMPO.

Para su compañera en cámara, el trabajo físico fue intenso, dado que todo sucede en una noche dentro de la ficción. “Corremos por las calles. Toda esta película se filmó por la noche, por lo que estás exhausta y se necesita energía para atravesarla. Hay explosiones y muchos de los policías que nos acompañaron eran agentes del orden en realidad”, recalca Sienna Miller.

En la piel de sus personajes, la pareja trata de exponer una serie de heridas emocionales y conflictos profundos en una especie de punto de equilibrio entre tanta bala. Hay una relación tensa con el padre de Davis y la hija de Burns, un aspecto que habla de ese pálpito familiar y sus sacrificios, temas que también aplican a su contexto como actores y estrellas conocidas.

“Estaba pensando en esto el otro día. Recuerdo que a mi abuelo le dejaron tierras en un área donde vivíamos, y estábamos pensando en comprar algunas de esas tierras. La razón por la que mi padre no lo hizo en ese momento fue porque quería que nosotros fuéramos a una escuela mejor, en un lugar diferente. Eso fue un sacrificio. Esa tierra debería haber sido suya. Primero se la ofrecieron a él, y alguien más terminó con ella”, reflexionó el actor.

“Y mi madre era enfermera y era tan inteligente como los médicos. Cuando un paciente iba a verla, ella podría decirle cuál era su problema. Probablemente podría haber sido doctora, pero no tenía tiempo suficiente para estudiar esa carrera y criarnos a nosotros. Eso es un sacrificio. Esa fue una aspiración que no pudo alcanzar”, concluyó Chadwick Boseman.

Mientras que Sienna Miller reconoció también un poco su cercanía con ese contexto. “Mi madre sacrificó todo por nosotros. Ella era una madre soltera. Crió a dos hijos y era increíble. Creo que sacrificó su potencial para las relaciones amorosas porque estaba enfocada en nosotros. Así es la vida. Si eres un buen padre, es una segunda naturaleza”.

Ambos reconocen que el heroísmo es el punto de partida de toda la aventura que plantea Nueva York sin salida, de un modo muy distinto a las películas de Marvel.

“Realmente siento que se es un héroe cuando estás dispuesto a hacer cosas por una razón más grande que ti mismo”, comentó el protagonista, quien reconoce que tiene hoy una visión más amplia de la policía gracias a su personaje.

Y agregó que otro hecho para destacar es que nunca había disparado armas en sus caracterizaciones.

Previous Taylor Swift: 'Las mujeres somos más que incubadoras de bebés'
Next La crioablación, una cirugía que congela un tipo de arritmia