“Yo creo que lo bonito es buscar nuevos retos, nuevas ideas e ir evolucionando” Kike Sarasola

“Yo creo que lo bonito es buscar nuevos retos, nuevas ideas e ir evolucionando” Kike Sarasola

Kike Sarasola, fundador y presidente de Room Mate, vaticina que llegarán a las “3.400-3.600 camas” en 2020

En el año 2005 pudo sorprender a muchos que el jinete con tres diplomas olímpicos, Kike Sarasola, abriese su primer hotel, el Room Mate Mario Madrid. 19 años después pocos son los que se atreverían a poner en duda su pericia, su visión y su capacidad de gestión que le han llevado a estar al frente de Room Mate Group.

El éxito de su cadena internacional de hoteles boutique Room Mate, le llevó en 2014 a lanzar al mercado BeMate.com, la plataforma de alquiler de apartamentos turísticos con servicios de hotel. En 2016 impulsó su servicio de consultoría hotelera X-perience. Y ahora se ha embarcado en dos nuevos proyectos: su cadena de lujo The Rooms of the World y los hostales, con la apertura del Bunk de Estambul (Turquía). Asimismo, la compañía está ultimando su desembarco en el segmento del sol y playa.

Actualmente cuenta con 25 hoteles en cartera en 7 países: España (Madrid, Barcelona, Salamanca, Málaga, Granada y San Sebastián), Estados Unidos (Miami y Nueva York), Países Bajos (Ámsterdam y Róterdam), Italia (Florencia, Milán y Roma), Turquía (Estambul), México (Ciudad de México). A todo ello cabe sumarle las más de 100.000 viviendas turísticas que ofrece a través de Be Mate.

Tourinews ha tenido la oportunidad de reunirse con Kike Sarasola, fundador y presidente de la compañía, para hacer balance de sus más de trece años de historia, para conocer sus planes de futuro y para descubrir un poco más sobre la filosofía ‘roomie’. Sarasola ha explicado que para 2020 planean la apertura de otros 14 hoteles pasando de 1.800 a 3.000 camas. “Y van a haber más, yo creo que llegaremos hasta las 3.400-3.600 camas”, adelanta.
 

Pregunta (P): Empezasteis en el sector urbano, posteriormente un modelo mixto con Be Mate, luego llegó el lujo con Rooms of Rome y ahora también hostales, ¿qué se os resiste?

Respuesta (R): ¿Qué se nos resiste? Pues no te creas que todo es perfecto. Hay veces que abrimos una línea de negocios y no funciona, o hay veces que abrimos un hotel y no funciona. Básicamente, antes de entrar en una línea de negocio lo estudiamos mucho y vemos qué es compatible con nuestra filosofía. Y la verdad que, cuando tienes un buen equipo que te apoya, es fácil abrir nuevas líneas de negocio o hacer que todo el mundo se preocupe más, por ejemplo, por el nuevo sistema ecológico que tenemos ahora, que creemos que es nuestro futuro y la cadena se va a dedicar a eso.

P: ¿Cuál va a ser el siguiente paso que tenéis en mente?

R: Implementar todas las cosas que hemos hecho de sostenibilidad; buscar más, buscar productos de desayuno “kilómetro cero”… Hay tanto reto, cosas que hacer para ayudar al ecosistema. Acuérdate de que no hay planeta b; aquí no hay plan b. Este es nuestro planeta, tenemos que cuidarlo.

P: ¿Hay algún limite en la expansión, algún punto en el que digas “aquí me paro”?

R: No, de momento no. Yo creo que lo bonito es buscar nuevos retos, buscar nuevas ideas e ir evolucionando. Nosotros estamos cambiando constantemente.

P: La hotelera arranco en 2005 con el hotel Mario de Madrid, ¿en qué se parece ahora mismo a la empresa original y en qué se diferencia?

R: Pues mira la esencia se mantiene igual. La filosofía igual. Lo único que ahora tenemos hoteles más grandes, porque cuando empezó Mario eran 30 habitaciones. Pero la filosofía de Mario, de las D: dormir, ducharte y desayunar, esa sigue siendo igual. Y la sonrisa que dábamos en el primer hotel sigue siendo igual a la sonrisa que damos ahora.
 

P: Hemos hablado de ecología, pero siendo la primera cadena española en implementar Amazon Pay en todos sus hoteles, ¿qué papel juega la tecnología?

R: Es importantísima. Para nosotros la tecnología es fundamental. Estar al día con todos los nuevos adelantos tecnológicos. Pero hay una cosa muy importante en nuestro sector, y es que nosotros somos todavía uno de los sectores que podemos tocar a nuestro cliente, podemos mirarle a la cara y sonreir. Entonces, yo siempre defenderé que tú puedas hablar con una persona, que puedas consultarle, que veas una sonrisa cuando te preguntan. Yo por eso nunca haré un check-in automático. Porque creo que ese contacto humano no se puede perder.

P: ¿Cuánto de Kike Sarasola tiene Room Mate?

R: Muchísimo. Son dos marcas independientes, pero tiene mucho. Kike Sarasola tiene sus ideas, sus gustos y Room Mate tiene una filosofía, que también es la que tengo yo. Y la filosofía de Room Mate también es la que tienen mis ‘roomies’. Todos hemos implementado la filosofía y todos no son 100% iguales. Room Mate tiene su personalidad porque somos 1.200 personas trabajando y todo el mundo pone su personalidad en la compañía. Por eso, somos parecidos, pero somos distintos. 
 

P: ¿En qué parte del proceso te gusta implicarte más?

R: A mí me gusta implicarme en todas las ideas. El comienzo de los proyectos me encanta y también  desarrollarlos. Luego ya, en el día a día, hay otros que lo hacen mejor que yo.

P: He hablado de la marca, de cuánto tiene de Kike Sarasola, pero ¿cuánto tiene de la vida familiar, de tu marido Carlos y de tus hijos Aitana y Kike?

R: Muchísimo. Yo creo que de verdad Room Mate tiene de todos los que trabajamos en ella. Todos ponemos, todos opinamos. Somos una compañía en la que se puede hablar, decir las ideas, presentar los proyectos. Es una compañía muy viva y que cree en las personas.

P: Creo que a Aitana, que da nombre a vuestro hotel de Ámsterdam, le gustan bastante los hoteles, ¿esperas que haya una sucesión?

R: Sí. Ella que haga lo que quiera con tal de que sea feliz. Si le gustan los hoteles, pues yo seré muy feliz.

enmocoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *