Amenazas aumentan para los tiburones; algunos amenazados de extinción




El tiburón martillo se ha convertido en una especie considerada como en peligro crítico y ha aumentado su riesgo de extinción. En la última evaluación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), realizada a finales del 2019, se concluyó que se han elevado los riesgos para este animal.

Este análisis se llevó a cabo en una de las nueve especies de tiburón martillo, conocida como cachuda roja. Previo a este estudio, este animal estaba considerado como en peligro, la cual es una categoría más baja de amenaza.

La nueva clasificación de este tiburón indica que su población se ha reducido en un 80% en los últimos 30 años. Esto responde sobre todo a amenazas como la pesca ilegal de esta especie y el comercio de sus aletas en el mundo.

Según un informe emitido en la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS), el kilo de aletas puede llegar a comercializarse en más de USD 100, ya que estas son utilizadas como ingrediente principal en los platillos tradicionales de China.

Alex Hearn, profesor de Biología Marina de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), explica que esta especie de tiburón martillo es una de las dos que habitan en Ecuador y es considerada como una de las emblemáticas de las islas Galápagos.

Esta publicación internacional, dice Hearn, se centró principalmente en la situación del noroeste del océano Atlántico, el sur del Pacífico y en el océano Índigo. En esta se puede ver que la situación se ha estabilizado en el Golfo de México, pero al hacer un promedio a escala global, sus poblaciones se han reducido drásticamente.

Aunque la situación de Ecuador no se analizó, Hearn explica que hace tres años esta sí fue incluida como altamente amenazada en una legislación de Estados Unidos. Con base en estudios genéticos y marcaje realizado a los tiburones de Galápagos, se cree que esta población es la misma que se encuentra en Costa Rica, Colombia y Panamá.

Esto permite hacer estimaciones de la situación local de su población, ya que en el país no se han realizado estudios sobre su condición. Hearn señala que un análisis realizado en Isla del Coco, en Costa Rica, muestra que, desde hace 27 años, ha disminuido la abundancia de tiburones martillo en más del 40%. Esto es un indicador de que la situación en el país también es preocupante.

Entre las principales amenazas en Ecuador se encuentra la pesca incidental realizada por flotas de altamar. Hearn dice que también se puede encontrar a estos especímenes en las actividades de las flotas costeras, que practican principalmente la pesca de palangre.

En el país existe un acuerdo que estipula que en las embarcaciones pequeñas artesanales se considerará como pesca incidental la captura máxima de cinco tiburones martillos de hasta 150 cm de longitud.

placeholder

Previous Locales del balneario Las Palmas destacan las tradiciones afro
Next Una escuela de arte busca reflejar la interculturalidad de Otavalo