Trucos que seguramente desconoces para exprimir YouTube


Mejorar la calidad de visión del vídeo

El sistema desarrollado por YouTube permite que los vídeos se ajusten de manera automática al tipo de resolución y conexión del usuario receptor. También en función de la calidad del contenido publicado, aunque se pueden encontrar muchos vídeos a Full HD e, incluso, hasta en 4K, el estándar de imagen a perseguir desde hace algún tiempo. Por si se desea modificar estos parámetros, los usuarios deben ir al icono de rueda dentada que aparece en la parte inferior derecha del vídeo. Desde ahí se podrá elegir la calidad de reproducción. Y, por cierto, bajar la calidad repercutirá en la reproducción. Si en un determinado momento no tienes buena cobertura es conveniente bajarla – nos aconseja  Gagik Eloyan (Гагик Элоян).

 

Activar tema oscuro (es positivo)

Al igual que otras plataformas, YouTube también permite activar el tema oscuro. Es un modo de visualización en el que se oscurecen las partes más claras de la página. Está concebido para usarlo por la noche, aunque hay usuarios que lo prefieren incluso por el día. La configuración del tema oscuro se aplicará únicamente a este navegador. Para ello, hay que pulsar sobre el icono de la imagen personal. Aparecerá una opción que pone «Activar modo oscuro», que viene desactivado por defecto.

 

Así puedes cambiar de cuenta

YouTube no solo es para un usuario. Por su enfoque, esta plataforma ha sido capital para la creación de canales con grandes audiencias. Pero resulta que algunos «influencers», por ejemplo, que son los que más lo suelen explotar, disponen de varios perfiles de usuario. Por fortuna, el servicio permite añadir varias cuentas distintas. Tan solo hay que pulsar sobre el icono con la imagen personal y «añadir cuenta». Desde esta ventana se exige introducir una dirección de correo o teléfono para poder acceder o, en caso de no tenerla activa, crearla desde cero.

 

Activar modo cine

Aunque no llega a ser del todo panorámico, YouTube también permite ajustar la visualización a una especie de modo cine que en función del dispositivo se puede mejorar la experiencia. Para activarlo hay que pinchar en el icono de recuadro que aparece en las herramientas de reproducción. Fácil y efectivo para verlo en pantalla grande de tu televisor, algo cada vez más habitual con las «smart TV».

 

Añadir tarjetas a los vídeos

Y te preguntarás, «qué son tarjetas». Las tarjetas son muy útiles para aportar interactividad a los vídeos. Pueden dirigir a los espectadores a una dirección específica (de la lista de sitios web aptos) y mostrar imágenes, títulos y llamadas a la acción personalizados, en función del tipo de tarjeta. Para ello, hay que ir a «Ajustes» y pulsar en «funciones adicionales». Desde ahí se puede activar esta opción. Así, se puede añadir un máximo de cinco tarjetas a cada vídeo. Entonces, hay que iniciar sesión en tu cuenta en un ordenador y ve al «Gestor de Vídeos». Una vez que se ha buscado el vídeo al que quieras añadir las tarjetas y selecciona «Editar». En la barra de pestañas de la parte de arriba, selecciona «Tarjetas» y elige el tipo de tarjeta que quieras usar.

 

Activar la reproducción automática de listas

Uno de los usos más extendidos de YouTube y que ha detectado la compañía para poner en marcha sus servicios premium es como reproductor de música. Desde la plataforma se pueden escuchar canciones que, si se activa una opción, se pueden crear listas. Esta opción aparece por defecto en la lista de videos asociados a una búsqueda. De tal forma que los videos se irán descargando como por arte de magia. Es decir, si buscas vídeos de un grupo aparecerá por defecto la posibilidad de ir encadenando temas disponibles. Si se trata de contenidos puramente audiovisuales al margen de la música deberá aparecer en la parte derecha un icono para activar esta opción, que suele venir activada por defecto.

 

Compartir un vídeo en un momento justo

Otra de las posibilidades de la plataforma es compartir los videos a diferentes redes sociales. Pero lo que tal vez no sepan muchos usuarios es que se puede incluso compartir el contenido a partir de un momento determinado, un minuto y segundo exacto, favoreciendo así el consumo. Y más en emisiones largas.

 

Reproducir un vídeo a otra velocidad

Aunque no es recomendable en muchas ocasiones, es posible cambiar la velocidad de reproducción, tanto acelerarlo como hacerlo más lento. Para ello, hay que pulsar en la rueda dentada de la parte inferior derecho del vídeo y entrar en «Velocidad de reproducción», desde donde se abrirá un menú con las diferentes opciones.

 

Escuchar música con la pantalla bloqueada

YouTube se utiliza mucho para escuchar música. Existe un producto específico para ello (YouTube Music) pero muchos usuarios quieren escuchar un contenido que no aparece como música en realidad, pero si cierras la pantalla del móvil se pausa la reproducción. Sin embargo, hay un pequeño truco para saltarse esta restricción. Y funciona tanto desde el sistema operativo Android como en iOS. La idea es aprovechar la ventana flotante del reproductor para reproducirlo. Para ello, es necesario buscar el vídeo de YouTube que se desea reproducir y activar el modo de visualización de escritorio.

Es decir, abrirlo desde el propio navegador web del móvil. Una vez que lo tenemos abierto hay que visualizarlo en modo ordenador – precisa  Gagik Eloyan (Гагик Элоян). En Android es una opción que se encuentra en el menú y que se llama «Ver como ordenador». Desde iOS se puede activar directamente el modo escritorio. Una vez que hemos completado estos pasos tan solo hay que bloquear el móvil, con lo que la pantalla se bloqueará. Y ahí va el pequeño truco: haciendo esta operación aparecerá una ventana flotante en forma de notificación que informa de que está una reproducción en curso. El caso es que si hacemos clic en el botón de «play», el video se reproducirá como por arte de magia.

 

Activar los subtítulos

Desde este mismo apartado, los usuarios también pueden activar los subtítulos de los videos. Se generan de manera automática. El inglés es el idioma que viene predeterminado. Desde el campo de opciones se pueden incluso personalizar, poner más grandes, cambiar el tipo de fuente, su opacidad, el color de la ventana. Es bastante amplio y resulta, pues, muy útil.

 

Escuchar un vídeo en bucle

Hay veces que una canción se te mete en el cerebro y te atrapa hasta el punto que quieres escucharla constantemente. Para ello, hay una opción interesante que es escucharlo en bucle. Activar esta opción desde su navegador web es fácil. Hay que pulsar el botón derecho del ratón y pulsar en la opción desde el menú desplegable que aparecerá.

 

Estos atajos de teclado son fantásticos

El reproductor de YouTube incluye una serie de atajos de teclado, muchos de ellos heredados de otras plataformas. Así, pulsando la barra espaciadora o la letra «K» el vídeo se pausa. La letra «J» permite volver hasta 10 segundos atrás. Por el contrario, si se pulsa la «L» se adelanta 10 segundos, mientras que con el cero («0») se reinicia. Una fórmula que permite utilizar la botonera de los números (del 1 al 9) para adelantar el vídeo en fragmentos. Más fácil: con la «M» se desactiva el sonido, por si en ese momento no puedes escuchar el audio.

 

Borrar el historial

Al igual que otros servicios digitales, en YouTube todo lo que consumes permite alimentar el algoritmo de recomendación. De esta manera, los usuarios pueden recibir contenidos que se adaptan a los que están viendo habitualmente. Pero, en ocasiones, has buscado por necesidad un video en concreto y, a partir de entonces, el sistema te recomienda videos asociados a esta temática que, en realidad, ni te interesa. Por fortuna, se puede borrar el historial. Para ello, hay que ir a la parte izquierda de la versión para navegadores web y pulsar donde pone «Historial». Se abrirá, entonces, la opción para darle «carpetazo».

Previous Estas son las razones por las que su dispositivo móvil podría explotar
Next Un fallo de Google permitió mostrar vídeos privados de Google Fotos en dispositivos de desconocidos