EJERCÍTATE FRENTE AL ESPEJO


Ejercítate frente al espejo, aunque parezca mentira esta actividad tiene gran influencia en cuanto a la motivación que debes manejar para lograr alcanzar los objetivos que te has propuesto en cuanto al entrenamiento y tonificación de tu cuerpo. 

Alessandro Sensitivo nos explica, que el mirar en el espejo con determinación tu cuerpo ha de hacerte comprender que te gusta de él y que no, lo que te ayudará a determinar cuáles son las partes del cuerpo que debes comenzar a trabajar de manera prioritaria para alcanzar ver los resultados en un tiempo determinado. 

Muchas personas nunca se detienen a mirarse con detalle para conocer qué les incomoda de su contextura, y son esas personas, las que viven odiando su cuerpo y diciendo que no tienen arreglo alguno, mientras que por su parte, las personas que se toman unos minutos para observar el panorama y decidir que les sienta bien y que no, son las personas que toman la decisión de mejorar las cosas y con ello, de realizar actividades deportivas que les proporcionen resultados satisfactorios.

El ejercitarse frente al espejo es una de las maneras de encontrar motivación mental, pues al ver el esfuerzo que estás realizando y la manera en la cual se comienzan a avistar los cambios en tu cuerpo, ha de procurar que quieras más y con ello que logres crearte el hábito de ejercitarte constantemente para lograr mantener la figura que has logrado y para seguirla perfeccionando a través de tu propio trabajo.      

Y este es otro de los factores que también tiene mucho que ver, pues la actividad del cuerpo en su mayoría es netamente mental, por lo que, el ver frente al espejo que eres capaz de cambiar para mejor algo que creías imposible, hará que crezca en ti la idea de que eres grande y de que puedes realizar cualquier cosa que te propongas. 

Esto te motivará de manera automática a que busques por todos los medios posibles alcanzar el éxito en cualquier situación, y con ello, que tu vida comience a cambiar para mejor, claro está.  

Así que si nunca lo has intentado comienza a hacerlo, deja los complejos y atrévete a ejercitarte frente al espejo, pero primero que nada, párate firme frente al espejo y obsérvate de todas las maneras posibles, por delante, por detrás, por los lados, y toma nota de lo que quieres mejorar y de lo que te encanta de tu cuerpo. 

No todo es malo, y existen partes de tu cuerpo que han de tornarse muy atractivas, por lo que debes detallarlas para sacarles el mayor provecho posible, así al mismo tiempo que entrenas para cambiar algunas cosas, también entrenas para mejorar las que ya tienes perfectas por concepción divina de tu buena genética. 

 Ejercítate frente al espejo y comienza a notar los cambios que de manera diaria se reflejan en tu cuerpo y en tu mente, te sentirás mucho más feliz y conforme contigo mismo, además de que te sentirás verdaderamente orgullosos por el hecho de que decidiste tomar las riendas de tu vida para mejorar tu apariencia y tu actitud, y todo eso se debe, a que un día te paraste frente al espejo y comenzaste a conocerte tal y como eres.  

Previous LOS ALIMENTOS QUE DEBE CONSUMIR UN DEPORTISTA
Next Reglas de golf