Fabián Carrera, el guitarrista y terapeuta musical ecuatoriano que llevó su talento a Estados Unidos

Fabián Carrera, el guitarrista y terapeuta musical ecuatoriano que llevó su talento a Estados Unidos



Un cuarto del antiguo Hospital Militar, donde ahora funciona el Centro de Arte Contemporáneo (barrio San Juan), fue el hogar del guitarrista cuencano Fabián Carrera durante un lustro. Allí estuvo desde los nueve meses hasta que cumplió cinco años, a causa de una poliomielitis que paralizó su cabeza, brazos y piernas.

Desde Miami donde, este sábado 7 de marzo del 2020, recibirá un reconocimiento al ‘Mérito Artístico’, por parte de la Asamblea Nacional del Ecuador, Carrera cuenta que su vínculo con la música nació durante esos primeros años de infancia, en los que pasó solo durante largo tiempo.

“Como en el hospital las visitas solo se podían quedar hasta las 17:00, un día mi mamá me dejó una radio sintonizada en la frecuencia de la HCJB.” En esa emisora -cuenta- “escuché las primeras canciones de música clásica y de música nacional de mi vida”.

Después de salir de su encierro forzado en el hospital, con una pierna que hasta la actualidad sigue paralizada, recibió clases particulares de guitarra con su padre, un músico aficionado y de ahí pasó al Conservatorio Nacional de Música, donde estudió durante 11 años. Unos de sus profesores de guitarra clásica fue el maestro Terry Pazmiño.

Durante sus años de juventud, su cancionero personal se pobló de música clásica, metal progresivo y música nacional. Escuchaba Bach, Beethoven, Mozart, Manuel de Falla, el dúo Benítez-Valencia, Roberto Carlos y Nino Bravo. Cuando se graduó del Conservatorio estudió lingüística y literatura, en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Una de sus primeras presentaciones en el país fue, en 1996, como solista invitado en el reestreno del concierto ‘Raíces’ de Carlos Bonilla Chávez, junto a la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador.

En Estados Unidos su camino musical comenzó, en el 2002, con un concierto de guitarra clásica, en la galería Corcoran de Washington D.C., invitado por la Asociación Cultural Ibero-American Attachés.

Mientras tocaba en eventos sociales, iglesias y recitales grabó dos discos: ‘Rhema’ y ‘Guitar forever’. Durante su primera década en Estados Unidos fue parte de la Baltimore Classical Guitar Society’s Guitar Orchestra y dio clases como profesor de guitarra clásica en la Universidad de Miami.

En la última década, Carrera ha combinado sus presentaciones musicales con una vida académica que incluye estudios en trabajo social, psicología y terapia musical. En el 2016, en la gala para recibir el grado de Associate in Arts Music Education del Miami Dade College Kendall, volvió a presentar ‘Raíces’. Esta vez acompañado por la pianista japonesa Masami Miyazaki.

Carrera cuenta que la obra de Bonilla Chávez, otro de sus maestros en el Conservatorio, está entre sus preferidas porque en ella se junta lo mejor de la tradición musical mestiza e indígena.

Sus limitaciones físicas, desde hace unos años se moviliza en silla de ruedas a causa de una caída que tuvo en una de sus presentaciones, no han sido un impedimento para que siga perfeccionando su talento musical. En la actualidad estudia una maestría en Música Instrumental Performática, en la Escuela de Música Frost, que forma parte de la Universidad de Miami

enmocoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *