La actriz de la serie The Blacklist confiesa los secretos del éxito – Cine y Tv – Cultura




Megan Boone es una actriz que ha tratado de mantener un bajo perfil y se ha dedicado de lleno a llevar el peso del protagonismo en la serie The Blacklist, una de las más exitosas en el mundo. Y no ha sido fácil quitarse la etiqueta de estrella, sobre todo ahora que la serie acaba de estrenar un nuevo ciclo de su séptima temporada.

Tampoco ha ayudado el hecho de que la trama gira en torno a intrigas de poder y engaños, y el hecho de que viene en esa narrativa lidiando con la protección, la traición y el misterio de un antagonista que tiene una figura paternal, pero a la vez la lleva a peligrosas situaciones.

En su papel de Elizabeth Keen, una agente del FBI, Boone no solo ha tenido que lidiar con estar ligada al poderoso criminal Thomas Raymond Reddington (interpretado por James Spader), sino que ahora su madre apareció para dar un toque más intenso, y este es uno de los elementos más importantes de esta etapa de la historia.

James Spadery Megan Boone tienen una gran química.

Pero mientras los fanáticos se sorprenden con los nudos de ese entramado que juega entre el policíaco y el melodrama familiar, Boone parece seguir asimilando el impacto de la serie en la que todos tienen, como se dice coloquialmente, su guardado.

La séptima temporada acaba de estrenarse en Colombia y se emite por el canal de TV AXN, los jueves a las 9 p. m. Asimismo, se pueden maratonear las primeras temporadas en la plataforma de Netflix.

“Ha sido un viaje tan largo, y honestamente miro hacia atrás y realmente no reconozco a la joven que fui al inicio de la serie. Me siento muy diferente a ella y creo que la serie también se ha transformado a lo largo del tiempo”, reflexiona la protagonista, en una entrevista telefónica en la que participó EL TIEMPO.

“Tenemos un gran elenco. Todos trabajamos muy bien juntos y, sin duda, entendimos nuestros roles. Y creo que los escritores pueden armar tramas que mantengan a la gente interesada, como la que está ahora con Katarina Rostova (madre de la protagonista), de quien se habló durante unas cinco temporadas y que ahora aparece”, recalca Boone.

“Ese personaje, interpretado por Laila Robins, realmente me mantuvo alerta, y creo que nuestra audiencia va a estar al borde de sus asientos”, agrega.

Para ella, la experiencia de The Blacklist la ha engrandecido como actriz. “Ciertamente estoy mucho más cómoda en un estudio de filmación, ya que he estado ahí todos los días durante siete años. Cuando comencé, solo había hecho un par de cosas y de repente me vi en uno de los programas de televisión más exitosos del mundo”, recuerda.

Pero reconoce que acostumbrarse no ha sido fácil. “Cuando llegas a una serie que despega tan rápido es difícil ver el bosque a través de los árboles. Me sentí increíblemente abrumada por el ritmo. Hoy puedo mirar hacia atrás y reconozco que algo muy profundo me sucedió con The Blacklist”.

Mientras en Colombia la serie ha logrado cautivar a un circuito importante de seguidores, la potencia del programa ha ido creciendo fuertemente también en Asia y Europa. “Todo esto me ha brindado oportunidades para relacionarme con los fanáticos con temas que son significativos para mí, como la protección del medioambiente y de las mujeres. Es bueno usar este reconocimiento, este poder, para bien y no dejar de poner esos temas en discusión”.

Pero más allá de sus intereses y preocupaciones, también reconoce la química que ha alcanzado con su compañero de aventura James Spader.
“De él aprendí cómo se lleva una serie, ya que él ya hizo otras como Boston Legal y The Office. Es un experto en lo que hace y su presencia me ha fortalecido y ha dado pie a que mire otros proyectos”, afirma.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
@AndresHoy1

Previous Así es la atención en el Registro Civil en la emergencia sanitaria
Next Investigadores británicos entrenan a perros para detectar el coronavirus