Reciclar es crucial en la emergencia




Plástico, cartón y papel son algunos de los materiales que se deben separar del resto de basura durante la emergencia sanitaria. Aunque este período de aislamiento ha obligado a los recicladores a detener las recolecciones, los especialistas recomiendan guardar estos productos en los hogares hasta que termine la cuarentena.

Con estas prácticas, se busca disminuir la producción de desechos y evitar que la emergencia se convierta en una excusa para dejar de reciclar.

Al quedarse en sus hogares, las personas han empezado a generar más basura. Según declaraciones de Jorge Yunda, alcalde de Quito, normalmente se recogían 2 100 toneladas de desechos al día, pero durante este tiempo de cuarentena han ascendido a 2 700 toneladas.

Claudia Andrade, directora Ejecutiva de ReciVeci, explica que lo primero que se debe hacer en los hogares durante esta época es clasificar la basura. Todos los productos reciclables deben depositarse en una bolsa diferente a la utilizada para los desechos orgánicos.

No es indispensable separar al plástico del papel, cartón o vidrio. Estos elementos pueden estar juntos, pero las personas deben asegurarse de que estén limpios y secos.

Andrade recomienda lavar los envases de tetrapak, como los de la leche, yogur o avena, y secarlos completamente antes de depositarlos en la funda especial de reciclados. En el caso del papel y del cartón, si están mojados esos materiales pierden valor.

Las latas de comida deben ser lavadas. Después, es necesario introducir sus tapas en el envase para que los recicladores no sufran algún tipo de accidente cuando los manipulen. En el caso de las botellas plásticas, se recomienda aplastarlas para ahorrar espacio.

Los envases de vidrio también se reciclan. Si están rotos, hay que colocarlos en una bolsa distinta y enviarlos a la basura común. Se debe alertar con algún tipo de señalización que se trata de este material.

Andrade advierte que lo más importante es guardar estos envases para entregarlos a los recicladores cuando termine la emergencia. Con esta práctica, además de ayudar al ambiente se contribuirá a reactivar la economía de estas personas que dependen de esta recolección.

Todo el material reciclable es inorgánico. Eso significa que los envases o artículos se mantienen en buenas condiciones, no sueltan líquidos ni generan mal olor.

En el caso de las bolsas plásticas, que muchas personas las están tirando a la basura por el miedo a que hayan tenido contacto con el virus, pueden ser reutilizadas o depositadas en la funda de elementos reciclables. Para esto, hay que desinfectarlas con alcohol o con agua y jabón. Se recomienda hacer lo mismo con todos los productos para evitar riesgos asociados al covid-19. Lo más indicado, dice Andrade, es optar por las bolsas de tela.

Una vez que termine la emergencia, se puede utilizar la aplicación móvil de ReciVeci para contactar al reciclador más cercano. La ReciApp reúne a más de 450 recicladores de base y permite a las personas coordinar la entrega de sus residuos.

La Red Nacional de Recicladores del Ecuador (Renarec) también pide que se guarden los materiales reciclables durante estas semanas y se los entregue a los miembros de esta organización.

El Ministerio del Ambiente emprendió una campaña para promover la reducción de basura y la clasificación de los residuos. Mediante las redes sociales, esta Cartera difunde consejos sobre cómo separar los desechos. Envases de espumaflex y utensilios y vasos plásticos no se pueden reciclar.

Previous El MAAC ofrece recorridos virtuales de 360° por sus exposiciones
Next Bernardo Dominguez Cereceres :"La Purito cambia de fecha: será el 13 de septiembre"