Los enlatados son útiles en esta época

Los enlatados son útiles en esta época



Para enfrentar emergencias sanitarias como la provocada por el covid-19, desastres naturales y hasta excursiones de largo aliento, resulta conveniente la comida enlatada. En las perchas de los supermercados se comercializan carnes, frutas, leguminosas y hasta preparados más elaborados como una menestra o un encebollado, por ejemplo.

Para consumirlos basta con abrir la lata y, en algunos casos, someter el contenido al fuego. Por esas facilidades estos productos son los favoritos de varias personas, sin embargo, para garantizar el correcto funcionamiento del organismo es necesario consumirlos entre dos y tres veces por semana, y es mejor evitarlos en la dieta de los niños.

De acuerdo con la nutricionista Yazmín Galarza, los enlatados contienen mucha sal; en otros casos, demasiados ingredientes o priman el ácido ascórbico y metabisulfito de sodio. Este último se usa como agente conservante en fármacos y alimentos.

La nutricionista Sara Bahamonde sugiere seleccionar productos con un máximo de tres componentes. Esto sería un elemento base (atún o sardina, por ejemplo), un líquido (agua o aceite) y un conservante (la sal actúa hasta por dos años).

En el caso de las conservas dulces, la persona debe limitar las dosis semanales, ya que al tener gran cantidad de azúcar pueden resultar perjudiciales si se ingieren en exceso.

En el caso de la sal, su exceso, aclara Galarza, es devastador para la gente con hipertensión. Además, produce insuficiencia cardíaca e infartos, dificulta el funcionamiento de los riñones, disminuye la cantidad de calcio y favorece el sobrepeso. De ahí la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de consumir hasta 5 gramos de sal en el día.

Respecto del envase, la ingeniera en alimentos Joanna Córdova afirma que son seguros. “Antes se decía que ciertos componentes de la lata migraban a la comida, pero la verdad es que poseen una película protectora que impide aquello”, explica.

Para esta especialista, todos los productos resultan útiles en emergencias como la que actualmente enfrenta el planeta. Ella, quien además es deportista profesional, asegura que dentro su dieta figura la comida enlatada para cumplir con sus requerimientos nutricionales. 

Antes de comprar hay que verificar la fecha de caducidad, los ingredientes y el tipo de producto. Foto: Ingimage

Sin embargo, para el día a día, Galarza recomienda el consumo de alimentos congelados. “Son una mejor alternativa”.

Aclara que la comida enlatada conserva intacta todos los nutrientes. Aquello se debe a los diferentes fases y temperaturas utilizadas en los procesos de producción.

Estudios científicos han demostrado que las proteínas, los carbohidratos y las grasas no son afectadas en el proceso de enlatado. Ciertos minerales y vitaminas liposolubles (A, D, E y K) también se mantienen en el producto final.

EL COMERCIO

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias

Medidas de protección

Mapa de infectados

Glosario

enmocoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *