Conocimiento y empleo – El Diario

Conocimiento y empleo – El Diario


*Carlos Julio Restrepo Velásquez
Columnista

Cuando comenzó la transmisión de televisión a finales de los años 30 en Europa, se temía que la radio iba a caer en decadencia y hasta desaparecer. No fue así, la radio se especializó en su capacidad de transmitir en forma instantánea. Cuando la robótica apareció automatizando labores industriales en los 80, se pensó que el empleo iba a entrar en su peor crisis. No fue así, según el informe sobre el futuro del empleo en el mundo, del Foro Económico Mundial, en los últimos 38 años se tiene la tasa más baja de desempleo, apenas el 5,2%. Se refieren a la sincronicidad entre alta tecnología y alto empleo.

La inteligencia artificial está afectando con tal fuerza la productividad industrial y comercial, que está modificando los roles de empleabilidad, es decir, está creando profesiones y oficios más sofisticados cada vez, y no existen como profesiones en universidades. Esto implica, según el informe, cambios sociales inmediatos: 1, habrá más empleo profesional en informática, robótica, electrónica, inteligencia artificial. 2, el talento en este tipo de conocimiento se cotizará más que otros, por ley de oferta y demanda. 3, el trabajo independiente, o freelance, crecerá de forma inevitable. 4, los profesionales talentosos deberán tener alta capacidad de movilidad para vivir en cualquier ciudad del mundo. 5, la formación en competencias será determinante para mantenerse vigente en productividad, aprendiendo más y mejor, por su cuenta.

Stephane Kasriel directora de Upwork, recomienda tres estrategias a los países que quieran fortalecerse en productividad, industria, economía y sostenibilidad: 1, repensar la educación en todo el ciclo de la vida del individuo, con criterios de accesibilidad, flexibilidad, adaptabilidad, enfocada en el desarrollo de competencias. 2, cambiar el proteccionismo laboral por un sistema de trampolín que sea más coherente y equitativo con las condiciones sociales de las sociedades del siglo XXI. 3, propiciar más libertad y flexibilidad en materia laboral, con estrategias disruptivas como el teletrabajo, horarios flexibles, plataformas colaborativas, tiempo parcial.

Toda esta revolución está fundamentada en una relación completamente nueva entre conocimiento y empleo. Es una dinámica de escalada, en la que el conocimiento se reestructura a sí mismo y pone en entredicho el dilema clásico de muchos jóvenes frente a la decisión de su futuro profesional: ¿Estudio lo que me gusta o estudio lo que me garantiza el empleo? Cada vez es más claro, que primero debemos decidir por la autonomía personal.
*Subdirector de Gestión de Conocimiento, Universidad Cooperativa de Colombia

enmocoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *