El sector cultural se alista para la poscuarentena

El sector cultural se alista para la poscuarentena



El teatro Berliner En­sem­ble, de Alemania, ha dado una idea que puede servir de modelo a varios espacios culturales de todo el mundo. La semana pasada, como parte de sus protocolos de bioseguridad decidió, de manera temporal, retirar 500 de sus 700 butacas, con la idea de que los asistentes no mantengan contacto entre ellos durante la función.

En Quito, uno de los espacios escénicos con más aforo -2 017 butacas- es el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE). Según el protocolo de bioseguridad que maneja esta institución, no está contemplado el retiro de butacas pero sí el bloqueo de asientos, para que exista una distancia mínima de 2 metros entre cada espectador.

Camilo Restrepo, presidente de la Sede Nacional de la CCE, explica que esta medida es parte de la segunda fase de su protocolo de bioseguridad y se aplicará cuando el COE nacional apruebe que los espacios culturales vuelvan a abrir sus puertas. “En primera instancia -dice- haremos la reducción del aforo total de todos los recintos de la sede al 30% de su capacidad”.

Como parte de la primera fase de este protocolo, que se activará cuando el semáforo de la ciudad cambie a amarillo, está la apertura del uso de salas y teatros para que los artistas puedan grabar espectáculos unipersonales o con un máximo de tres personas en escena. Restrepo cuenta que la dinámica de esta primera etapa se mantendrá al menos hasta agosto y que también servirá para activar proyectos como El Telón 2020.

Esta iniciativa comenzará con el monólogo teatral ‘Ofelia, un canto al amor’, que se transmitirá en vivo desde el Teatro Demetrio Aguilera Malta, el 12 de junio; y con la presentación de ‘Danzantes de la Mitad del Mundo’, danzas tradicionales ecuatorianas con coreografías unipersonales, que se transmitirán desde el 15 de julio.

Antes de la emergencia sanitaria, los recorridos guiados eran una de las actividades que más personas reunían en espacios culturales como el Museo Nacional del Ecuador (MuNa). Al respecto, Angélica Arias, subsecretaria de Memoria Social del Ministerio de Cultura, explica que se está trabajando en un protocolo en el que quedará definido qué actividades se podrán realizar.

A más del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad y de la posibilidad de sacar butacas para limitar el aforo, Mariana Andrade, dueña del OchoyMedio, cree que es importante que los espacios culturales de la ciudad trabajen, de forma creativa, para lograr a mediano plazo recuperar el contacto humano.

“Tenemos el reto de crear espacios donde las personas se puedan sentir tranquilas”. En relación con la nueva programación de este lugar -cuenta-, habrá un nuevo modelo que incluirá presentaciones de teatro, música y danza.

EL COMERCIO

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias

Medidas de protección

Mapa de infectados

Glosario

enmocoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *