César Carmigniani cumple cinco décadas haciendo cine

César Carmigniani cumple cinco décadas haciendo cine



Medio centenar de producciones audiovisuales para el cine y la televisión marcan la trayectoria de César Carmigniani. Este 2020, el actor, productor, guionista y director ecuatoriano celebra 50 años de trayectoria en el oficio.

En estas cinco décadas el trabajo de Carmigniani puede distinguirse por la versatilidad. Aborda con el mismo entusiasmo una serie, un corto o un largometraje; y le dedica el mismo rigor a la ficción como al documental.

Desde figuras históricas como Manuela Sáenz, Eugenio Espejo o José Joaquín de Olmedo hasta personajes más contemporáneos como Matilde Hidalgo o Julio Jaramillo, el interés del cineasta por la historia y la literatura son una patente que atraviesa su obra.

“De ellos aprendí la importancia de tener personajes propios en el cine y la televisión, que sean encantadores y embrujen a la audiencia”, dice el realizador sobre la necesidad que tiene de llevar a la pantalla historias locales. Sus obras, afirma, suman más de 180 horas de producción y calcula que han sido vistas por alrededor de 10 millones de espectadores.

SDLqSolamente seguí las instrucciones de Steven Spielberg, que decía que el que quiere hacer cine coge una cámara y filma”, dice el realizador que se formó viendo cine y que soñaba con ser actor. “En esa locura mía de ser actor llegué a audicionar en el Actors Studio de Nueva York a los 19 años, con una obra que escribí y se llamaba ‘La vida en una semana de cinco días’”.

Como actor debutó en ‘Cuando canta el corazón’ y llegó a participar junto a Ernesto Albán en la comedia ‘Dos para el camino’. Detrás de cámaras empezó escribiendo y dirigiendo la serie del ‘Teniente Paroli’. Luego vendrían otras como ‘Cumandá’, ‘Zámbiza’ o ‘El ángel de piedra’, que le dio impulso a la producción local frente a novelas que llegaban desde Venezuela o México.

SDLqLo que me pareció interesante es que por primera vez el protagonista era un niño cuya historia era igual a la del Conde de Montecristo. Le quitan todo y regresa de adulto a vengarse convertido en un personaje diferente”, explica Carmigniani.

SDLqUno de los aciertos fue escoger actores que le dieron vida a estos personajes”, dice el director, recordando nombres como Patricia Naranjo, Christian Norris, Rossana Iturralde, entre otros actores con los que filmó la miniserie en locaciones reales, en la zona de Píntag.

En su larga carrera, Carmigniani también incursionó en la política, como concejal de Quito en 1995; y como diputado por Pichincha, en 2006, donde fue uno de los impulsores de la primera Ley de cine del país.

‘Yasuní’ es el nombre tentativo del proyecto más reciente que dirige a sus 76 años. La producción está basada en las vivencias del obispo capuchino Alejandro Labaka, quien murió atravesado por lanzas de los Tagaeri, cuando establecía contacto con esa comunidad en el Oriente ecuatoriano, a mediados de los años 80.

Se trata de un ‘remake’ de la serie para TV, ‘El puente llevará su nombre’ (1996), pero esta vez en formato de largometraje, que se coproduce con Paracas Independent Films. Esta será la producción con la que celebra 50 años haciendo cine.

enmocoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *