Grandes realizadores de cine dirigen series de televisión – Cine y Tv – Cultura

Grandes realizadores de cine dirigen series de televisión – Cine y Tv – Cultura



“Las series son el nuevo cine”, ha dicho Martin Scorsese en varias oportunidades. “Las plataformas me han dado la oportunidad de hacer mis costosos experimentos con libertad, algo que los estudios no han hecho recientemente”. El que podría ser el cineasta vivo más importante del siglo XX tiene razón: la trascendencia de las producciones para la pantalla chica en las últimas dos décadas es histórica.

Años atrás, las motivaciones para que un realizador dirigiera una serie o un telefilme eran económicas, una especie de ‘escampadero’ que más bien se dejaba de lado en la carrera. Hoy sobran las razones para firmar una producción de este formato: lo que empezó con brutales historias, a principios de los 2000, con The Wire o Los Soprano, se convirtió en un fenómeno mundial gracias a Game of Thrones, The Walking Dead, Breaking Bad, Mad Men, Lost o Westworld que no tienen nada que envidiarle a las superproducciones cinematográficas de estos tiempos.

‘Boardwalk Empire’, producción de Martin Scorsese en HBO.

Los nombres más reputados de la gran pantalla fueron dando el paso hacia ese espacio de libertad creativa, con presupuestos generosos, ideas frescas y millones de adeptos en todo el mundo. Meryl Streep, Nicole Kidman, Jude Law, Al Pacino… toda una legión de grandes actores ha participado en series de distintos matices y géneros; así como realizadores que aportan desde la concepción creativa hasta la ejecución de la misma, como directores o productores ejecutivos.

(Lea además: Opinión / ‘Cobra Kai’ es una patada de nostalgia)

Monstruos de la dirección cinematográfica se han medido en series para canales y plataformas de contenidos web: Martin Scorsese, David Lynch, M. Night Shyamalan, Steven Soderbergh o Ridley Scott, por mencionar algunos, han sumado a sus créditos fílmicos varios televisivos. En el audiovisual colombiano esa relación cine-TV es antológica, basta con recordar a Sergio Cabrera dirigiendo Escalona o a Carlos Mayolo en Azúcar.

‘Raised by Wolves’, de Ridley Scott

El caso más reciente es el de Scott. Con 82 años, el realizador británico que llevó a un punto terrorífico la ciencia ficción en el cine, ha vuelto en su mejor tono y esencia con la serie Raised by Wolves, de HBO Max.

No es un debut: Scott empezó haciendo series de drama y crimen en la década de 1960, hasta su salto a la gran pantalla con Los duelistas. En el 2015 estuvo detrás de El hombre en el castillo y ahora presenta Raised by Wolves (que traduce Criado por lobos), una mirada salvaje y desoladora del futuro: hombres criados por androides después de la destrucción de la Tierra; una secta religiosa que impone sus principios y amenaza con gobernar abusando de la fragilidad de la mente humana, y una estela de surrealismo sangriento fusionado con mitología en cada imagen.

‘Raised by Wolves’, de Ridley Scott, se emite por HBO Max

Scott cuenta con una extensa filmografía, entre otros, la ficción histórica Gladiador; la bélica La caída del halcón negro; el thriller político Body of Lies, las épicas Éxodo: dioses y reyes y Prometeo; los dramas Thelma & Louise y Black Rain, o las aventuras extraterrestres de Misión rescate (The Martian). Sin embargo, ha sido su cine sobre universos distópicos y las indeseables criaturas venidas de otros mundos su marca principal. Raised by Wolves retoma y potencia los mejores elementos que el británico puso en hitos como Blade Runner y Alien: el octavo pasajero.

“Acepté hacer esta serie con base en unos estupendos personajes y una gran idea…leí este material y me voló la cabeza”, dijo en una entrevista con Collider acerca de Raised by Wolves, que codirige con su hijo Luke Scott y que fue escrita por Aaron Guzikowski (Prisoners). La primera temporada tiene diez episodios.

(Lo invitamos a leer: Los ‘Buenos muchachos’ de Martin Scorsese llegan al tercer piso)

El fenómeno colombiano

‘Escobar, el patrón del mal’: Andrés Parra fue el protagonista con la dirección de Carlos Moreno.

Varios realizadores colombianos han dirigido series. Carlos Mayolo –famoso por filmes como Carne de tu carne y La mansión de Araucaima– estuvo detrás de Laura, por favor, La otra raya del tigre, Hombres, Brujeres y Azúcar, la famosa historia de los ingenios azucareros del Valle del Cauca que en 1989 revolucionó la televisión nacional al incluir actores de raza negra. Sergio Cabrera, director de la recordada película La estrategia del caracol, tomó las riendas de Escalona, inspirada en el compositor vallenato y protagonizada por Carlos Vives; Carlos Moreno, que debutó en el cine con Perro come perro, fue multipremiado por su desempeño en la serie Escobar, el patrón del mal (foto), y Andrés Baiz, que dirigió Satanás, se hizo cargo de varios capítulos de Narcos, producción de Netflix.

‘Boardwalk Empire’, de Martin Scorsese

El laureado neoyorquino, que firma Taxi Driver, Toro salvaje, Calles salvajes, Goodfellas, La última tentación de Cristo, Pandillas de Nueva York, El irlandés y ganador del Óscar por Los infiltrados, repite en dirigir y producir series. En los 80 estuvo a cargo de Mirror Mirror, célebre episodio de Historias asombrosas, y para HBO dirigió la primera entrega de Boardwalk Empire, relato de gánsteres ubicado en Atlanta en la década de 1920, durante la prohibición del alcohol, que protagonizó un soberbio Steve Buscemi. Se calcula que el episodio piloto costó 18 millones de dólares. La serie se prolongó durante cinco temporadas.

Scorsese repitió en la estupenda Vinyl (en la que participó Mick Jagger como creador), escenario ideal para los amantes de la música que dejó con el corazón roto a más de uno por su prematura cancelación (resultó un juguete excesivamente costoso para HBO).

‘Twin Peaks’, de David Lynch

‘Twin Peaks’, del 2017, escrita y dirigida por F}David Lynch

Twin Peaks dejó en ascuas a más de uno en la década de 1990. Ese mismo misterio –incluso más– fue el que rodeó la realización de una nueva entrega que daba continuidad a la serie. David Lynch, raro por naturaleza como sus historias (basta con ver Terciopelo azul o Mulholland Drive), se encargó de dirigir, coescribir y producir los 18 episodios que tuvo la producción en el 2017. Casi 20 años después, el realizador estadounidense que suele machacarles la cabeza a sus fans con ideas inconexas, trajo de regreso al agente del FBI Dale Cooper al extraño pueblo de Twin Peaks, donde suceden eventos sobrenaturales (por explicarlo de alguna manera).
El resultado fue exitoso: Lynch logró anudar los argumentos del relato original con casi tres décadas de diferencia, atrayendo a varias generaciones a ese enigmático universo de las ‘colinas gemelas’, epicentro de surrealismo y confusión.

‘Wayward Pines’, de M. Night Shyamalan,

Un agente que intenta abandonar, sin éxito, un pueblo al que ha llegado después de sufrir un accidente durante la misión de búsqueda de dos compañeros desaparecidos: esa es la trama de Wayward Pines, para la cual el actor Matt Dillon se puso a órdenes del director indio famoso por El sexto sentido, Fragmentado, El protegido y Señales. La serie, que fue emitida por Fox entre 2015 y 2016 y tuvo dos temporadas, es un relato siniestro en el que todos los personajes ocultan algo. Basada en la novela homónima.

‘The Knick’, de Steven Soderbergh

‘The Knick’, con Clive Owen, del director Steven Soderbergh.

¿Cómo era la medicina a principios del siglo XX? Steven Soderbergh –ganador del Óscar por Tráfico y quien está detrás de los filmes Ocean’s Eleven, Erin Brockovich, y Sexo, mentiras y video– dirigió la serie que abordaba los casos médicos del Knickerbocker Hospital de Nueva York. Original de HBO, se estrenó en el 2014 y con sus dos temporadas impactó por sus entretramas: la adicción al opio y la cocaína del eminente doctor Thackery (Clive Owen), el racismo del que es víctima el cirujano estrella del lugar, el doctor Edwards (André Holland), y el ninguneo que sufre Cornelia Robertson (Juliet Rylance), una multimillonaria accionista del lugar, solo por el hecho de ser mujer.
Perturbadora y crítica, en 20 episodios reveló sin anestesia las realidades de las minorías y los comportamientos aceptados de una época en la cual la sociedad neoyorquina fue impactada por las migraciones y las pestes.

Más ejemplos de cineastas haciendo series 

David Fincher estuvo detrás de los dos primeros episodios de House of Cards, en la que fungió como productor. De la mano del director de Seven se sintió la sordidez de la maquiavélica historia de Frank Underwood.

Quentin Tarantino aportó su granito en las series Urgencias (de 1995) y en el capítulo de cierre de la quinta temporada de CSI Las Vegas.

El brillante Frank Darabont, director de Sueños de fuga y Milagros inesperados, tuvo a su cargo el inicio de la exitosa serie de zombis The Walking Dead. Se retiró después de la primera temporada.

Sofía Gómez G.
Redacción Cultura
En Twitter: @CulturaET

enmocoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *