No para la mafia de combustible en Nariño

No para la mafia de combustible en Nariño

Desde enero del 2020 el magistrado Edgar Guillermo Cabrera Ramos es investigado por irregularidades en fallo que afecta Plan de Abastecimiento de Combustibles en Nariño, en el cuál, presuntamente, estaría implicado de su manipulación el exalcalde de Pasto Harold Guerrero. 

Texto:  

La Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura continúa sin dar conclusión a la investigación abierta desde principio de año contra el magistrado Edgar Guillermo Cabrera Ramos, quien cometió un número importante de irregularidades en el fallo que dictó en contra del Plan de Abastecimiento de Combustibles en Nariño.

Cabrera, presuntamente “enmermelado” por las directivas de las dos distribuidoras de combustible más grandes del departamento: ADICONAR y COMBUSCOL, argumentó como una violación a la libre competencia en el mercado los actos administrativos emitidos por el Ministerio de Minas y Energía que contemplaban un nuevo Plan de Abastecimiento, favoreciendo así a empresarios como el exalcalde de Pasto Harold Guerrero, señalado de ser una de las cabezas de la “mafia de combustibles” del departamento. 

De acuerdo con fuentes cercanas, al conocerse la activación del nuevo Plan de Abastecimiento de Nariño, el cual se daría a través del puerto y contaría con una reducción de $800 el precio del galón de gasolina en las estaciones de servicio, Guerrero movió las fichas a su favor para frenar dicha operación.

Ante esto, el exalcade de la capital presentó una acción popular basada en un perito falso, sin firma ni autorización de quien lo proyectó. 

Dicha acción popular fue interpuesta por el señor Carlos Efraín Santacruz Moreno, quien sirvió de mediador solicitando el decreto de una medida cautelar por supuesta afectación a la moralidad pública, la libre competencia, entre otros derechos “violados” por el nuevo Plan. 

Según Santacruz Moreno, su medida cautelar estuvo basada en un dictamen pericial del economista Guillermo Alexander Morillo, quien lo desmintió rápidamente afirmando se trataba de un borrador que él le envío por correo electrónico en archivo editable al señor Luis Fernando Gómez, presidente de la Junta de Distribuidores Minoristas de Combustibles de Nariño, ADICONAR.

Ante dicha falsedad, el economista solicitó que no se le tuviera en cuenta como testigo para defender el “dictamen” presentado por Santacruz, ficha de Guerrero. 

Dejó en claro además que él no firmó el documento, que no autorizó que lo entregaran al actor de la medida cautelar y que no analizó todas las variables para realizar un análisis objetivo sobre el nuevo Plan de Abastecimiento. 

Es decir, que el documento que se presentó al Tribunal de Nariño fue acomodado, parcializado y al no estar firmado ni autorizado para su uso, se configura como fraude procesal. 

Es por esto que las acusaciones en contra del magistrado Cabrera, quien sí dictó las medidas cautelares pese a todas las malas jugadas anteriores y las advertencias de que el documento era falsificado, son preocupantes, pero con un trasfondo aún más delicado manejado por directivos de las asociaciones minoritas de combustibles, quienes buscan a toda costa quedarse con el negocio del subsidio del sector. 

Tal es el caso de Guerrero, quien ha sido señalado en distintas ocasiones de vender la gasolina subsidiada a precio full en departamentos como Valle y Cauca, logrando ganar grandes porcentajes de dinero. 

Para no ir muy lejos, se conoció de manera anónima un audio donde se escucha al exalcalde de Pasto explicando cómo logra torcer los fallos y a los magistrados en Nariño para lograr sus cometidos y favorecerse. 

De igual manera, comentó en el mismo sobre la acción popular ganada con engaños y las formas en las que logra esquivar a la justicia para no perder sus negocios en el departamento. 

Lo cierto es que en Nariño se maneja un importante y preocupante “cartel del combustible” manejado por políticos corruptos a quienes no les importa afectar el bolsillo del consumidor jugando y maquillando los presupuestos. 

La defensa inescrupulosa del magistrado

En vista de los recientes señalamientos y pruebas entregadas de la falta de ética profesional del magistrado Cabrera, se le suma su inescrupulosa defensa en la que asegura ser inocente testificando que “todo se hizo conforme al derecho” pese a las acusaciones y pruebas presentadas por la ONG Anticorrupción Internacional, afirmaciones que son incoherentes con sus decisiones judiciales, como la de no pronunciarse ante la apelación del Ministerio de Minas y Energía en su fallo contra el Plan de Abastecimiento.

Con estos hechos el señor magistrado desconoce totalmente la institucionalidad del país queriendo ser máxima autoridad, juez y parte de todo al no permitir que haya una segunda instancia o una apelación, como en cualquier país democrático. 

De acuerdo con Ferney Camacho, representante jurídico de la ONG Anticorrupción, el magistrado se extralimitó en su función al haberle dado un alcance totalmente diferente a una acción popular que se supone es para la protección de los derechos ambientales.

Añadió también que “este tipo de acciones están afectando principalmente a los ciudadanos del departamento de Nariño, por lo que es de suma importancia que se cumpla con el debido proceso”. 

 

 

KW: Harold Guerrero, Edgar Guillermo Cabrera, Plan de Abastecimiento de Combustible en Nariño, Mafia de Combustible, ADICONAR, COMBUSCOL, Gasolina Nariño. 

enmocoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *