Fondos de un Mar Antártico se calientan cinco veces más que el promedio

Fondos de un Mar Antártico se calientan cinco veces más que el promedio



Durante las últimas tres décadas, las profundidades del mar de Weddell antártico se han calentado cinco veces más rápido que el resto del océano a profundidades superiores a los 2 000 metros.

Este es el hallazgo principal de un artículo recién publicado por oceanógrafos del Instituto Alfred Wegener, Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina (AWI).

En el artículo, analizan una serie de tiempo oceanográfica sin precedentes del mar de Weddell y muestran que el calentamiento de las profundidades polares se debe principalmente a los vientos y corrientes cambiantes por encima y en el Océano Austral.

Además, los expertos advierten que el calentamiento del mar de Weddell podría debilitar permanentemente el vuelco de enormes masas de agua que se produce allí, con consecuencias de gran alcance para la circulación oceánica global. Su estudio acaba de publicarse en el portal en línea del Journal of Climate.

Durante las últimas décadas, los océanos del mundo han absorbido más del 90 por ciento del calor atrapado en la atmósfera por las emisiones de gases de efecto invernadero, reduciendo efectivamente el aumento de la temperatura del aire en todo el mundo. En este sentido, el Océano Austral es fundamental. Aunque solo representa el 15 por ciento de los océanos del mundo en términos de superficie, debido al vuelco que tiene lugar allí, absorbe aproximadamente las tres cuartas partes del calor.

Hasta hace poco se sabía muy poco sobre lo que sucede con este calor en las profundidades del Océano Austral, debido a la falta de series cronológicas suficientemente largas. Con el fin de rastrear el desarrollo hasta el fondo marino, los investigadores se basaron en mediciones de barcos que se repiten regularmente y que se toman con sondas ‘CTD’ (conductividad, temperatura y profundidad). Estas sondas ahora se han vuelto tan precisas que pueden medir cambios en la temperatura del agua hasta la diezmilésima de grado Celsius más cercana. Los datos que recopilan también se pueden utilizar para determinar la densidad y la salinidad de las masas de agua.

Durante los últimos 30 años, los oceanógrafos de AWI han estado tomando estas lecturas de temperatura y salinidad durante las expediciones al mar de Weddell a bordo del rompehielos de investigación alemán Polarstern, siempre en los mismos sitios, siempre desde la superficie hasta el fondo marino, y siempre con una precisión extremadamente alta. Al hacerlo, los investigadores han producido la única serie de tiempo de este tipo en el Atlántico sur y el mar de Weddell, que ahora les ha permitido reconstruir con precisión el calentamiento del mar de Weddell e identificar las posibles causas.

Sus hallazgos son sorprendentes. “Nuestros datos muestran una clara división en la columna de agua del mar de Weddell. Si bien el agua en los 700 metros superiores apenas se ha calentado, en las regiones más profundas estamos viendo un aumento constante de la temperatura de 0,0021 a 0,0024 grados Celsius por año”, dice en un comunicado el doctor Volker Strass, oceanógrafo de AWI y primer autor del estudio.

Estos valores pueden parecer minúsculos a primera vista. Pero, como explica Strass, “dado que el océano tiene aproximadamente 1.000 veces la capacidad calorífica de la atmósfera, estos números representan una escala enorme de absorción de calor. Al usar el aumento de temperatura para calcular la tasa de calentamiento en vatios por metro cuadrado, puede ver que en los últimos 30 años, a profundidades de más de 2 000 metros, el mar de Weddell ha absorbido cinco veces más calor que el resto del océano en promedio”. A través de la formación de agua del fondo en el mar de Weddell, este calor se distribuye luego a las cuencas profundas de los océanos del mundo.

enmocoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *